miércoles, 16 de enero de 2013

Decisiones difíciles

Como supongo que dedujisteis si leisteis el post titulado "Te doy mi cuerpo", he decidido no interrumpir mi embarazo. Es mi decisión, única e intrasferible, y creo que la principal razón para tomarla quedaba muy clara. Pero me gustaría explicar un poco más al respecto.

He decidido no interrumpir mi embarazo porque, a pesar de que los días y/o horas de vida de mi pequeña estén ya contados, no encuentro las fuerzas para ser yo la que ponga fin a esos días, horas o minutos.

Al principio, pensaba que no iba a tener fuerzas para afrontar un embarazo con un pronóstico tan triste y cierto a la vez. Pero, poco a poco, me he dado cuenta de que para lo que no tengo fuerzas es para "afrontar" una decisión que, en realidad, no quiero tomar. Por eso, cuando finalmente fuimos de nuevo al médico, pude verbalizar mi deseo con voz clara, firme y segura.

Mi marido tenía dudas, que ya habíamos discutido. Pero acordamos que aprovecharíamos la visita médica para solucionarla. Y el ginecólogo le ha explicado exactamente lo mismo que le dije yo, que no había más riesgos para mí por continuar este embarazo que los que van asociados a cualquier embarazo. El hecho de que haya malformaciones no aumenta los riesgos.

Mi regalo
Yo ya había resuelto en mi anterior visita una de mis principales dudas. La del bienestar del bebé. En ese caso, la ginecóloga que nos atendió no pareció entender demasiado bien la pregunta, pero me dejó claro que mi bebé en el útero está bien, aunque en cuanto nazca morirá si no lo hace antes.

Por eso yo he decidido "regalarle" mi cuerpo a mi bebé. No hay riesgos para mí, más allá de los emocionales. Pero interrumpir voluntariamente este embarazo no acabará con mi dolor. Mi Pequeña Flor está bien en mi útero. Para mi eso es suficiente. Y, por supuesto, tengo claro que esta decisión me acompañará toda mi vida.

Todas las opciones
Pero también me gustaría expresar lo que ya decía al principio, que mi decisión es única. Que en estos posts he recibido algunos comentarios de personas claramente posicionadas en contra del aborto, felicitándome por mi decisión. Mi decisión es para mí y no necesita palmadas en la ni felicitaciones.

Y aún así, entiendo perfectamente y con el corazón en la mano, a las madres y familias que optan por la opción contraria. Yo misma, hace unos años, me enfrenté a una decisión similar de manera radicalmente opuesta. En mi primer embarazo el triple screening me dio riesgo alto de Síndrome de Down y, aunque el pliegue nucal estaba bien, decidí hacer una amniocentésis.

Obviamente, fue una decisión informada, teniendo en cuenta que era una prueba invasiba y el riesgo de aborto que conllevaba. Y me la hice teniendo muy claro que si el resultado era positivo, interrumpiría el embarazo.

Otro día una madre me contaba que interrumpió su primer embarazo, a las 19 semanas, por unas cardiopatías confirmadas e incompatibles con la vida. Y yo no podía sino darle la razón ¿Qué madre se enfrentaría a una primera gestación con la presencia de ánimo que te da un diagnóstico tan nefasto?

La maternidad es un camino, diferente para cada madre. Tomar una elección u otra no nos hace ni mejores ni peores personas, simplemente diferentes. Como nuestras maternidades, cada una diferente.

25 comentarios:

  1. Eres maravillosa... diferentemente maravillosa. Te abrazo con el alma.

    ResponderEliminar
  2. Y ahí estamos los demás, siguiendo contigo lo que tú quieres seguir.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  3. No hay palabras, sólo puedo mandarte todo mi amor y apoyo. No sé si querrás habalr con otra madre que pasó por una situación semejante a la tuya........... no sé. Te dejo el enlace, por si quieres llegar a contactar con ella

    ResponderEliminar
  4. http://paideiaenfamilia.blogspot.ch/2010/11/cuando-un-hijo-se-va.html

    ResponderEliminar
  5. Disfruta de ella el tiempo que te sea posible, aunque no lo creas, envidio el estado en el que te encuentras(embarazada), y piensa que ella bien esta disfrutando de tu cuerpo...eso es lo que importa, que de alguna manera le diste vida y no se la negaste. Un beso gordo bitxito, te quiero por lo que vales y si, te envidio de manera muy sana y te admiro.

    ResponderEliminar
  6. ¡¡ Y aún con tu dolor eres muy respetuosa con el de otras madres y sus propias decisiones (con sus propias circunstancias de su momento) !!.

    Ojalá muchas mamás lean este post en el que emanas el respeto por el otro (las otras madres y sus vidas en momentos tan difíciles, en los que cualquier decisión que tomen será dificil y les acompañarán siempre).

    ¡¡ Gracias por esta entrada !!.

    ResponderEliminar
  7. Admiro tu valentía. Si me permites el comentario hay un CD de Rosa Zaragoza, Nacer y Renacer, precioso con testimonios de mujeres que han pasado por lo mismo.

    ResponderEliminar
  8. Me pareces, desde mi punto de vista (porque creo que yo no podría), muy valiente al tomar esa decisión. Es precio el regalo que le haces a tu Flor.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  9. Un abrazo profundo y muy sincero para ti y toda tu familia. Eres muy valiente.

    ResponderEliminar
  10. Un abrazo fuerte, es hermoso lo que haces y cómo lo explicas.

    ResponderEliminar
  11. Siempre pensé que vuestra decisión era vuestra, sobre todo tuya. Nadie puede ponerse en tu lugar y cada uno debe de tomar su decisión.

    Aplaudo tu entereza y tu fuerza y sé que valoras cada momento que tu pequeña flor está contigo, aunque sea dentro del útero.

    La decisión que habéis tomado es la correcta, la contraria, si hubiera sido vuestra, también lo sería.

    Te quiero mi niña, besitos

    ResponderEliminar
  12. Bueno, me pareces una mujer muy fuerte por tomar esa decisión, aunque para la otra opción también hay que ser muy fuerte. Aún así, lamento lo ocurrido, nadie desea que un bebé sufra y que una mamá pierda a su bebé. Te acompaño con todo mi cariño.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. me recuerda a la historia de valeria,http://trisomiavaleria.org/ una mamá de una niña con diagnóstico de sindrome de Edwards que decidió seguir adelante con su embarazo y pudo conocer, abrazar y fotografiar para el recuerdo a una hija que apenas vivió unas pocas horas fuera del vientre de su madre, una decisión que creo le ha dado más paz. Sin palabras.

    ResponderEliminar
  14. Me quito el sombrero ante ti una y mil veces, no tanto por la decisión tomada (que es admirable, y respetable, pero igual de admirable y respetable habría sido que tomases la decisión contraria) sino por la manera delicada, y empática de contar por qué la has tomado, y de ponerte en el lugar de otras madres que pasan por algo así.
    Como tu bien dices, cada maternidad es única e irrepetible.
    Un abrazo enorme preciosa.

    ResponderEliminar
  15. Queria Elosia, he llegado a tu blog por casualidad... qué decirte, cada embarazo es distinto y cada madre es distinta, el que tomemos decisiones que difieren del parecer común o no, no nos hace ni buenas ni malas mamás y lamentablemente hay muchas personas que no entienden eso...te deseo lo mejor en este momento y que tu bebita siga estando contigo hasta que pueda, tiene mucha suerte de estar en tu cuerpo y tener una madre como tú. Un gran abrazo y mucha fuerza.

    ResponderEliminar
  16. Un beso, Elo...ya sabes que soy tu fan ;)

    ResponderEliminar
  17. Ánimo hermosa, es una decisión difícil pero es vuestra y con ella hasta el final!
    Besos

    ResponderEliminar
  18. mi más profunda admiración y respeto por tu decisión, yo he tenido cuatro pérdidas muy tempranas y todo el tiempo que mis bebés se han querido quedar conmigo, yo los he respetado, también me han ofrecido legrados y terminar con todo ahora...
    evidentemente no es comparable a tu situación, para mi es una inmensidad pensar en ello, pero desde luego que sin conocerte, cuentas con todo mi apoyo
    no habló desde ningún grupo provida, puesto quite creo en el derecho de la mujer a decidir, ni tampoco con intención de darte palmaditas en la espalda, solo lo hago porque me conmueve enormemente tu situación y la de tu bebé
    eres una madre tierra,y tu niña, tu bebé de agua, es unica en está tierra
    hablale mucho y disfruta mucho de ella todo el tiempo, estoy convencida de que percibe la mamá que tiene
    un besazo

    ResponderEliminar
  19. Cierto, es algo muy, muy personal.

    ResponderEliminar
  20. Así lo veo también yo, somos dueñas de nuestro cuerpo y nuestra vida

    ResponderEliminar
  21. Llegue hasta ti el abrazo más hondo y dulce del mundo.

    ResponderEliminar
  22. Un abrazo fuerte lleno de cariño.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Otros post interesantes

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...