jueves, 30 de diciembre de 2010

A vueltas con los pañales

Como ya muchos sabréis, el periódico El País ha inaugurado un blog que, con el título "De mamás & de papás" trata temas sobre maternidad y crianza. Y, en la mayoría de los casos, lo hace desde un punto de vista bastante respetuoso con los niños (artículos sobre lactancia prolongada, educar sin cachetes, rabietas, etc.) y con un tinte muy periódistico (consulta a fuente, aporte de información contrastada, etc), que normalmente se mezcla con las necesarias dósis de vida personal para hacer atractivo un blog.

En una de sus últimas entradas (El reto de los pañales de tela), Ana Pantaleoni aborda el tema de los pañales de tela. Me parece muy bien, porque es necesario que los medios de comunicación de masas contribuyan a difundir la idea de que hay otras maneras distintas de hacer las cosas, más respetuosas con el planeta y con el medio ambiente. Pero lo cierto es que hay algunas afirmaciones que no son muy acertadas y que son utilizadas por los "detractores" de los pañales de tela para atarcar la validez del resto de cosas que se dicen en el artículo.

Uno de los gazapos es el tema de que la "celulosa" de los pañales tarda mucho en degradarse. No es cierto, la celulosa es un material natural que no tarda 200 años en degradarse, pero sí lo hacen los plásticos y los geles químicos superabsorbentes que se utilizan en su fabricación para aumentar su poder de absorbencia.

Los estudios dicen, incluso, que tardarán hasta 500 años en degradarse, pero como el comienzo del uso de estos pañales es bastante reciente, pues está claro que nadie sabe a ciencia cierta cuánto tardarán es descomponerse en los vertederos modernos.

Cinco árboles menos
El principal tema con la celulosa es el tema de la gran cantidad que es necesaria de este material para los pañales. Y la gran cantidad de agua y blanqueantes que se utilizan para su producción... Aparte del hecho de que la celulosa se construye a partir de madera, con lo cual contribuye a la "deforestación" a no ser que sea celulosa de "producción reponsable" ¿¿¿???

En el foro de Crianza Natural su creadora, Rosa, usaba la siguiente alegoría: elegir usar pañales desechables es como si eligieras tus cinco árboles favoritos del parque en el que juegan sus hijos, los quitaras (se calcula que cinco es el número de árboles necesarios para producir la celulosa de los pañables desechables que utiliza un niño hasta que controla los esfinteres) y los cambiaras por cinco cabinas telefónicas llenas hasta arriba de pañales usados.

Ahora multiplica esa cantidad (5 árboles a cambio de 5 cabinas) por los niños que viven en tu edificio, en tu manzana, en tu barrio... Y probablemente en tu mente te hayas dibujado un panorama desolador lleno de cabinas llenas de pañales.

Parece que como van al vertedero nosotros tiramos la basura y nos olvidamos del problema. Pero hay que recordar que cada pañal que usamos permanecerá durante cientos de años en los vertederos.

Usar y tirar
Uno de los principales "inconvenientes" del pañal de tela que argumentan los incondicionales de los deshechables es que hay que andar "todo el día con la lavadora". Yo he usado pañales de tela con dos niños y ponía una lavadora de pañales un día sí y un día no. Ahora con solo una nena con pañales, la pongo cada dos o tres días.

Pero es que este argumento me parece muy vacío. Lo primero porque con un bebé en casa necesariamente aumenta el número de lavadoras, se salen las cacas, regurgitan, se manchan su ropa y la de la mamá, papá o la persona que lo sujeta, hay que lavar la ropa de cama, la del cochecito (o el fular o portabebés), etc. Los pañales de tela añaden un poquito más de trabajo a este "extra" que ya de por sí supone un bebé.

Por otro lado, es como decir que a partir de ahora se tiene que imponer la ropa de "usar y tirar" y en lugar de comprarnos una bonita camiseta roja de algodón de H&M, por ejemplo, nos tenemos que comprar un pack de 20 camisetas plastiqueras del Carrefour que nos van a costar lo mismo que la de algodón pero que no podremos lavar después de usarlas sino que las tendremos que tirar a la basura para coger la siguiente del pack. Y lo mismo con pantalones, faldas, medias, etc. A que parece surrealista? Pues lo de los pañales igual.

¿Alguien ha usado bragas desechables? Son incómodas, aprieta la goma, rascan y pican y nadie se plantea utilizarlas más allá de un tema de comodidad postparto... Pero a los niños les colocamos estos pañales sin plantearnos nada más allá porque son "muy cómodos" y "desechables".

Mi experiencia
A mi me costó convencerme del tema. La verdad es que es bastante latoso encontrar el sistema que más se adapta a tus necesidades y que cuesta, al principio, adaptarse a la dinámica de limpieza y almacenamiento, pero, una vez puesta en marcha la máquina, no cuesta mucho más trabajo que estar pendiente de ir al super a comprar pañales, cargarlos en el maletero, almacenarlos en casa, etc.

Las veces que he optado por usar desechables por necesidad se le ha irritado el culete a la nena (todo rojo en la zona cubierta por el pañal) así que en mi último viaje he optado por comprar pañales desechables ecológicos (usan menos materiales agresivos con la piel del bebé y con el medio ambiente), como ya contaba en una entrada anterior. Tengo también pendiente hacer un análisis de los pros y contras que encontré en el uso de estos pañales.

Enlaces interesantes
Os dejo los enlaces a tres blogs fantásticos sobre el tema:
Va de tela (de la única e irrepetible Silvia)
Entre algodones (de Julia, una enciclopedia andante sobre pañales de tela)
El blog de Culitos de tela (el blog de la tienda www.culitosdetela.com)

Puedes comprar pañales de tela en www.culitosdetela.com








5 comentarios:

  1. Me parece un tema de lo más interesanta, aqui en Endor intentamos que todo sea lo más eco/natural posible pero... he de confesar que lo de los pañales de tela aún me tiene un poco a la defensiva.

    En cuanto pueds contrastar información.... GRACIAS!

    ResponderEliminar
  2. Buenísima tu entrada, como siempre...

    Hace tiempo le ando dando vueltas al tema, pero no me acabo de lanzar... no me aclaro con lo que necesitaríamos en cantidades y tallas... podrías echarme una mano??

    Un besote, guapa!

    ResponderEliminar
  3. Guapa, ya estoy empollando sobre el tema ;)

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por la información, solo una pregunta: desde q edad le pusiste pañales de tela a tus niños?? Desde que nacen?

    Gracias!!!

    ResponderEliminar
  5. Leia, lo de los pañales de tela es más lioso casi entender los tipos que hay que luego usarlos :-D Hay algunos, que se llaman todo en uno, que son como un pañal normal, solo hay que ponerlo, abrocharlo, quitarlo, lavarlo, secarlo y vuelta a empezar.

    Albertina, ¡¡¡Qué bien!!! No dudes en consultarme cualquier cosa. No sé si sabes que en el foro de la Red Canguro tiene un pack de pañales que van prestando a las mamás por una cantidad simbólica para que vayan probando los distintos tipos.

    Te dejo el enlace:

    http://redcanguro.mi-web.es/viewforum.php?f=27&sid=d72bf07dd23b2372450bcfde5f53e45a

    (creo que hay que estar registrado para ver esa sección).

    María, yo empecé cuando la peque tenía un mes, pero sé que se puede empezar cuando son recién nacidos con la única precaución de que los primeros días (hasta que expulsa todo el meconio) hay que ponerle deshechables, ya que las manchas de meconio se quitan fatal.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Otros post interesantes

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...