domingo, 13 de abril de 2014

Cumpleblog Feliz (y sorteo)

Mi blog cumplió cuatro años el pasado sábado (12 de abril) y a veces todavía me asombro por el camino recorrido por todas las letras electrónicas que he vertido aquí durante todo este tiempo. Lo que empezó a gestarse en mi mente como resultado de discusiones y debate con distintos amigos y conocidos sobre la crianza de los hijos se ha convertido en un punto de encuentro, en el eje central de una tribu, en la vía de entrada de amigas sin cuya compañía ya no concibo este camino y, en otros momentos, en un canal de desahogo para emociones difíciles de gestionar.

En estos cuatro años he publicado más de 300 entradas que han recibido casi un millón de visitas (más de 980.000 mientras escribo esto) y cerca de 4.500 comentarios, el blog tiene más de 400 seguidores a través de Google Friend Connect, una página de facebook con más de 3.300 fans y un perfil de twitter rozando los 3.000 seguidores.

A nivel personal han sido cuatro años en los que he visto crecer a mis dos hijos y me he despedido de otros dos que me acompañan desde las estrellas. Pequeña Flor y el Chico Invisible nos acompañan cada día y siempre están en nuestros pensamientos. Y aquí está el más reciente miembro de la familia, el pequeño Erik que me mira mientras tecleo haciendo equilibrios con el ordenador y me acompaña con sus gorgoritos y sus sonrisas arrebatadoras.

Yo misma he sufrido un gran cambio, he aprendido lecciones y he olvidado otra, me he convertido en diferentes mujeres todas dentro de un mismo cuerpo, en constante aprendizaje y evolución. Me inicié en la asesoría de lactancia de manera pareja casi a la creación del blog, pero también inicié otras sendas que me llevaron hace ya casi tres años a mi propio emprendimiento empresarial que hoy sigue vivo y evolucionando en un nivel que nunca alcancé a imaginar cuando la idea se empezó a gestar en mi cabeza.

Lo que es imposible de contabilizar son las horas invertidas, las amistades ganadas, las personas que se han sentido parte de mi maternidad diferente y las que se han llevado un trocito de mí para configurar la suya... Aún así, creo que es importante celebrar todo el camino recorrido y lo quiero festejar con vosotros de una manera muy blogueril ¡¡¡Con un sorteo!!!

Sorteo
¿Y qué sorteo? Pues, como no podía ser de otra manera, una mochila Emeibaby. Nuestro portabebé favorito desde que la conocimos. En la mía se han subido Darío, Diana y Erik y creo que es el único portabebe dela casa por el que han pasado los tres retoños (y alguno más que la ha usado prestada). Nos encanta porque es cómoda, sencilla, sirve desde recién nacido y sus colores son preciosos.


Se trata, además, de una Emeibaby muy especial, una edición limitada arcoiris, con toda la mochila (no solo el panel) en este color. La arcoíris es nuestra favorita, la que usamos en casa e, incluso, tenemos el bolso a juego. Estoy segura de que la ganadora se acordará un poquito de nosotros siempre que disfrute de esos momentos de contacto en familia gracias a su Emeibaby.

¿Qué tienes que hacer para conseguirla. Pues nada más fácil:
  • Deja un comentario en esta entrada, con tu felicitación, dejando tu nombre y un e-mail de contacto.
  • Si no quieres dejar tu mail "en abierto" puedes mandarme un correo a unamaternidaddiferente [arroba] gmail [punto] com, indicando cuál es tu nombre y tu comentario y yo lo guardo en mis archivos por si resultas premiado.
  • La participación en el sorteo estará abierta hasta el próximo 30 de abril.
  • El sorteo se realizará a través de la web de Sortea2.
  • Los afortunados serán contactados por mail para concretar los detalles del envío.
  • Si en el plazo de una semana no se obtuviera respuesta de los ganadores, el premio pasaría al primero de los elegidos a modo de reserva.
  • El envío se realizará a territorio español, pero la participación está abierta a residentes de otros países que tendrán que hacerse cargo de los gastos de envío en caso de resultar premiados.
Y eso no es todo, ya que gracias a mi comadre, compañera y socia Elena, también sorteamos una suscripción durante tres meses al Ateneo de Monitos y Risas, una comunidad online en la que aprender y compartir sobre el porteo de la mano de una de las personas que más sabe del mundo sobre el tema (te lo digo yo, que cada día aprendo alguna cosa diferente gracias a ella).


 Así que ya estás tardando en dejar tu comentario, porque cualquiera de estos dos regalos son uno de esos hitos que te cambia la vida y hace que tu maternidad se un poquito más difernte, más tuya, más propia y particular.

viernes, 4 de abril de 2014

Recetar asesoría de lactancia

 A la derecha de sus pantallas, Peter Hartman.
El papel de la asesoría de lactancia es cada día más importante para apoyar a las madres en su deseo de amamantar. Muchos son los profesionales e instituciones que afirman apoyar la lactancia materna, pero este apoyo se tiene que aplicar en la práctica y no quedarse solo en la teoría.

Mientras Erik y yo estuvimos en la unidad de neonatos del Hospital 12 de octubre tuve la oportunidad de presenciar un hecho muy esclarecedor al respecto y desde entonces vengo pensando en la necesidad de recetar o prescribir asesoría de lactancia a las madres, en el mismo sentido que se haría con un medicamento o tratamiento.

En concreto, una noche, la doctora Concha de Alba habló con una mamá que había tenido a un bebé prematuro y con crecimiento intrauterino retardado por cesárea cinco o seis días antes. Esta mamá había sido ayudada o aconsejada previamente. Muchas veces yo presencié algunos consejos equívocos o que iban en contradicción con el que le había dado el anterior turno (por ejemplo, extrae leche frecuentemente y no te extraigas antes de venir a amamantar al niño 0_0)... Pero esa noche la doctora De Alba se paró con ella, la mujer expresó su deseo de amamantar y la doctora (que además de neonatóloga es IBCLC) se sentó con ella y, con voz pausada y dulce, la fue guiando. Dejando las manos fuera y dando consejos de manera cariñosa y sencilla... Y ese bebé mamó y a esa mamá se le saltaron las lágrimas de la emoción después de haber conseguido hacer lo que hasta ese momento le había resultado imposible.

Yo no podía preguntarme qué hubiera pasado si a esa madre alguien le hubiera recetado esos 20 minutitos de asesoría de lactancia unos días antes. En esos momentos, pensaba, sería una mujer completamente distinta. 

Y hoy en la conferencia de prensa del 9º Simposio Internacional de Lactancia de Medela me he reafirmado todavía más en ello, después de escuchar al impresionante elenco de profesionales reunido en tan pocos metros cuadrados (permitidme el momento fan, pero al saludar a Peter Hartman el corazón se me ha puesto a mil por hora).

Shoo Lee, director del Centro de Investigación en Salud Materno-Infantil de Toronto (Canadá) ha comentado brevemente los datos de una intervención puesta en marcha en 20 hospitales de su país. En este proyecto, las enfermeras de las unidades neonatales dejaron de ser cuidadoras y pasaron a ser educadoras de los padres, que se convirtieron en los cuidadores de los bebés. Los padres prácticamente lo hacían todo menos manejar las vías y demás procedimientos. Y los resultados fueron sorprendentes:
- se mejoró en un 25% la ganancia de peso de los bebés.
- no se registró ni una sola infección en el grupo experimental (frente al de control).
- no se registró ningún episodio de enterocolitis necrotizante en el grupo experimental.
- se doblaron las tasas de lactancia materna.
- se redujo la duración del ingreso.
- disminuyó el estrés parental y mejoro la satisfacción de los padres.

Los padres importan. La lactancia es mucho más que un medicamento. Pero hay más factores en juego a la hora de mejorar las tasas de lactancia. Por ejemplo, los profesionales sanitarios. Lee ha afirmado con rotundidad que los profesionales médicos deben entender "que la leche humana es para los humanos y la leche de vaca para las vacas". Y, en este sentido, ha destacado que resulta absurdo a todas luces que en muchos países se necesite un consentimiento informado para alimentar a un bebé con leche donada, pero no para hacerlo con leche de fórmula. ¿Desde cuándo hay que informar de los riesgos de algo que es beneficioso y algo que tiene riesgos se puede dar libremente? Desde luego, es un cambio de mentalidad importante el que hay que lograr para que en las unidades neonatales y en los servicios de maternidad se empiece a solicitar un consentimiento informado para ofrecer suplementos y ayuditas.

Cuando se logra este cambio de mentalidad, tanto los profesionales médicos como los gestores estarán más orientados a dar a los padres el apoyo que necesitan. Y el apoyo, prescrito o estandarizado, es fundamental para lograr los mejores resultados. Shoo Lee ha mencionado que en Japón, por ejemplo, una asesora de lactancia atiende a los padres recientes en las primeras cuatro horas posparto para resolver sus dudas y dar apoyo en temas que pueden causar inquietud o temor, como la extracción de leche. "Cuando se les enseña, las madres encuentran que la lactancia es una experiencia mucho más fácil", ha subrayado.

Paula Meier, directora de Investigación Clínica y Lactancia de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales del Centro Médico de la Universidad de Rush (Chicago, Estados Unidos) ha contado como en su unidad cuentan con madres que, con el requisito de haber pasado un curso de orientación de tres meses y haber tenido a uno de sus hijos ingresado en esa misma unidad, están empleadas como asesoras de lactancia, dando apoyo a las familias de los bebés para instaurar su lactancia materna, resolver sus dudas e inquietudes, ayudarles a extraer de manera más eficiente, etc. 

Este tipo de políticas no solo mejora los resultados de los bebés, sino que es tremendamente empoderante para las madres, que sienten que están haciendo algo para contribuir a la salud de sus bebés. Pero, además, también es beneficioso desde el punto de vista económico. La misma doctora Meier ha señalado que en su unidad, donde se manejan diariamente unos 500 botes de leche materna extraída por las madres de los bebés ingresados, cada mililitro de leche materna en los primeros 14 días de vida del niño supone un ahorro de 560 dólares en los gastos asociados a complicaciones médicas e ingresos más prolongados... 

Vaya, que si la leche materna es buena para el bebé, buena para la madre, empoderante y además recorta radicalmente los costes de la hospitalización y está sobradamente demostrado que la asesoría y apoyo en la lactancia puede suponer la diferencia entre el éxito y el fracaso... Blanco y en teta... ¡Leche materna! Pues lo dicho, que los pediatras deberían extender recetas en las que se garantizara media hora diaria de asesoría en lactancia, o una hora semanal de apoyo, o una plaza garantizada en un grupo de madres o 100 mililitros de formación sobre uso de extractores.

El 9º Simposium de Lactancia Materna de Medela acaba de empezar y ya estoy gratamente emocionada e indignada (por todo lo que podría hacerse y no se hace). 

viernes, 28 de marzo de 2014

Puerperio y porteo


El porteo es una de esas cosas que te hace la vida más fácil hasta límites insospechados. Todavía recuerdo los primeros meses de horas eternas en el sofá con Darío enganchado a la teta y yo pensando que ni siquiera podía ir al baño en condiciones porque es casi imposible bajarse el pantalón mientras uno sostiene a un bebé.

Con Diana todo fue más fácil. Tenía mi fular, que me permitía hacer cosas mientras ella dormía plácidamente y disfrutábamos las dos de nuestro contacto. Cuando tuvo unos seis o siete meses me atreví a ponérmela a la espalda y ahí se abrió una nueva dimensión de posibilidades: cocinar, planchar, pasar la aspiradora o empujar a Darío en el columpio mientras la peque se echaba unas siestas de impresión.

Con Erik ya ni siquiera intento dejarle en la cuna, cama, hamaquita... ¿Dónde mejor que conmigo? Desde el principio le he porteado y más o menos a las cuatro semanas decidí probar con el fular a la espalda y nos ha ido fenomenal. Nos levantamos, toma teta y cuando se duerme le subo y me pongo a recoger la casa, hacer la comida, tender, planchar, mirar el ordenador y todo lo que se me ocurra.

El fular es el portabebé que más hemos usado, pero también usamos muchísimo la bandolera, ya que es lo más cómodo cuando nos desplazamos en coche. Yo me subo al peque en casa y encima me pongo el abrigo. Cuando llegamos al coche le subo en su sillita y la bandolera se queda puesta, de tal manera que cuando estamos en nuestro destino le puedo volver a subir fácilmente y abrocharme el abrigo por encima rápidamente.

Otro portabebé imprescindible es la emeibaby, porque es fácil de poner y quitar y la uso mucho fuera de casa cuando voy a tener que llevar al peque encima mucho tiempo. Al repartir el peso en los dos hombros, resulta mucho más cómoda para ratos largos que la bandolera y se ajusta y desajusta mucho más fácilmente que el fular.

Un buen portabebé ergonómico no solo te hace la vida más fácil sino que te permite disfrutar de tu maternidad, al sentir que tu bebé está atendido y que podrás detectar y responder a sus necesidades rápidamente, sin renunciar a todo lo que sueles hacer en tu vida normal.

Todo ello, obviamente, desde mi punto de vista. También hay que decir que Erik está encantado de sentirse acompañado, sostenido, abrazado y protegido siempre que lo necesita. O al menos eso parece, que él todavía no puede hablar. Para los bebés, además de las ventajas afectivas y de desarrollo cognitivo, un buen portabebé ergonómico tiene beneficios para su anatomía, ya que sostiene las piernas, la espalda y la cabeza de manera óptima y fisiológica, proporcionándoles bienestar físico, las condiciones óptimas para el correcto desarrollo anatómico y sobre todo un sueño profundo y reparador.

Tantos son los beneficios que parece ser que la Asociación Española de Pediatría va a empezar a recomendar el uso de los portabebés ergonómicos, por sus ventajas para el bebé y para la madre. En este vídeo, una pediatra del Hospital La Paz (Madrid) nos enseña a su peque mientras habla de los beneficios de porteo ergonómico.



Y ya sabéis que si queréis saber más sobre portabebés, porteo o elegir el que más se ajuste a vuestras necesidades, nos tenéis a mí y a Elena (Monitos y Risas) a vuestra disposición en www.ohlaluna.com para asesoraros y ayudaros a elegir el portabebé ergonómico que más se adapte a vuestras necesidades.

miércoles, 26 de marzo de 2014

I Concurso de Microrrelatos del Banco de Leche del 12 de Octubre

Con motivo de la celebración del día mundial de la donación de leche, el próximo 19 de mayo, el Banco de Leche del Hospital 12 de Octubre convoca el I Concurso de Microrrelatos, con el fin de fomentar la creatividad en el ámbito de la lactancia materna y la donación de leche.

La temática debe basarse en la donación de leche materna.

Los relatos tendrán una longitud máxima de 1500 palabras (incluyendo el título).
Serán presentados en formato Word a doble espacio con fuente Arial y tamaño de letra 12. No deberán incluirse los datos personales del autor en el archivo que contenga el relato.

Como documento aparte, se enviará el formulario de inscripción (solicitarlo a la organización del evento en la dirección que se facilita más abajo). En el caso de incluirse imágenes habrán de remitirse en un archivo adjunto con formato pdf, jpg, tiff.

Los 10 relatos premiados serán publicados (pendiente de decidir el formato de publicación). Asimismo, se entregará un obsequio a los 3 relatos finalistas.

Participantes
Podrá presentarse cualquier persona física independientemente de su edad, nacionalidad y lugar de residencia. No es necesario haber sido donante de leche materna.

Los menores de 14 años que deseen participar deberán contar con el consentimiento expreso por escrito de sus padres o tutores legales.

Los participantes deberán rellenar el formulario de inscripción que se envía de forma adjunta. Tanto las bases del concurso como el formulario de inscripción. La participación en el concurso supone la aceptación de las presentes bases.

Plazos
El plazo para envío de relatos comenzará el 12 de marzo y finalizará el 30 de abril de 2014.

Los relatos serán remitidos por correo electrónico a bancodelechemadrid@gmail.com. Se confirmará por correo electrónico la recepción de los mismos.

Selección de los ganadores del concurso 
El jurado calificador estará compuesto por dos miembros del equipo del banco de leche del Hospital 12 de Octubre, un profesional del Hospital 12 de Octubre no vinculado al banco de leche, un miembro de la Fundación Aladina y un miembro de la asociación IHAN España/ Unicef.

El 19 de mayo de 2014, durante la celebración del día mundial de la donación de leche en el salón de actos del Hospital 12 de Octubre, se leerán los 3 relatos finalistas y se entregará un obsequio a los autores de los mismos. .

De conformidad con la Ley Orgánica 15/99, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos de que los datos facilitados para la inscripción en el Concurso de Microrrelatos del Banco de Leche del Hospital serán incorporados al archivo del Banco de Leche del Hospital 12 de Octubre, con el fin de gestionar y controlar la participación en dicho Concurso y en futuras convocatorias.

Asimismo, se informa a los participantes menores de 14 años, de que es necesario que sus padres o tutores presten su consentimiento para el tratamiento de los datos tal y como establece el RD 1720/2007, para lo cual todos los menores de 14 años deben cubrir los datos de autorización paterna para el envío y aceptación de las presentes bases.

miércoles, 19 de marzo de 2014

Cuándo abandonar la lactancia

La lactancia es cosa de dos. No dejes que nadie más
decida por ti. Ni para continuar ni para abandonar.
Parto en este post de varias premisas y las pongo al principio porque luego no quiero tener que estar moderando comentarios tipo "guerra teta-bierón! de gente que lee entre líneas cosas que nunca escribí... Así que primero la declaración de principios:

- Parafraseando a José Mª Paricio Talayero: Tú eres la mejor madre del mundo. Aquí no ponemos teta-puntos ni hacemos listados de buenas o malas madres. Así que si buscas polémica tipo guerra pecho-biberón, este no es tu sitio.

- Cualquier lactancia es buena: ya dure un minuto, un día, un año o un mes. Ya sea de una madre, de dos madres, de madres adoptivas o de leche donada. Ya sea exclusiva, mixta o suplementada.

- La leche materna es la norma biologica. Por tanto no es mejor ni tiene ventajas. Son los sucedáneos de leche materna los que son peores y tienen riesgos.

- Asumir la evidencia científica de la norma anterior no supone entender que todos los niños alimentados con sucedáneos vayan a enfermar o a quedarse canijos. Igual que si le preguntas a un médico sobre los peligros de fumar delante de los niños, debería quedar claro (más allá de todos los paños calientes que cada uno se quiera poner) que los sucedáneos de la leche materna son eso, sucedáneos, y cambiar la alimentacion al inicio de una vida no está exento de riesgos y consecuencias.

Entonces, ¿De qué va este post? Pues de lo que dice el título, reflexiones sobre cuándo abandonar la lactancia. Y es que muchas veces la gente da consejos muy a la ligera sobre el cómo, el cuándo y el por qué una madre debe abandonar la lactancia. Seguro que has oído una de estas típicas frases:
  • No te sigas empeñando. Total, le das un biberón y ya está.
  • Pues tú te criaste con biberón y has salido bien, así que no entiendo porque sigues sufriendo por darle la teta.
  • Con X (ponga aquí el número y la medida de tiempo que le parezca: días, meses, semanas, años) ya has cumplido.
  • Lo importante es el calostro, que es una vacuna, ahora ya le puedes dar fórmula y quitarte de problemas.
  • Tu empeño en seguir dando el pecho te va a crear problemas de pareja, salud, psicológicos, de vínculo, vas a malcriar a tu hijo, etc.
Muchas veces leo a madres en distintas redes sociales airear sus frustraciones con la lactancia, buscando comprensión, consejo o ayuda y me sorprende ver una retahíla de comentarios de los anteriores en respuesta. Aunque, todo hay que decirlo, también hay buenos consejos de otras madres que han pasado por lo mismo o que simplemente ofrecen apoyo y ánimos.

Creo que el momento en que una madre abandona la lactancia es una decisión muy personal en la que nadie puede inmiscuirse u opinar a no ser que se lo pidan directamente. Ni la madre, ni la suegra, ni el marido, ni los seguidores de twitter ni los amigos de facebook. ¿Por qué? Porque para cada madre la lactancia significa cosas diferentes.

Habrá madres que decidan "amamantar si pueden" (yo misma fui una de ellas cuando tuve a mi primer hijo) y "si no puedo, pues no pasa nada que para eso están los biberones". Y habrá madres para las que la lactancia suponga un pilar insustituible para la maternidad y no se hayan planteado ninguna otra opción (yo misma cuando le decía a mi marido que firmara un consentimiento para darle un biberón de leche de fórmula a mi tercer hijo mientras yo no podía estar con él)... Con un amplio abanico de posiciones intermedias.

Por eso nadie puede aconsejar a la ligera sin saber cuáles son los objetivos maternales de esa mujer o de esa familia en cuanto a la alimentacion de su hijo. Y desde luego, nadie debería aconsejar a la ligera basándose en su propia experiencia personal, cuando su experiencia vital, objetivos y sentimientos en torno a la lactancia pueden ser completamente opuestas a los de la mujer a la que pretende "ayudar".

Busca tu respuesta
Para decidir cuándo abandonar la lactancia, si debes de decir basta, si ya has agotado la reserva de energías y voluntad que tenías reservada para ello, si consideras que el fin ya no justifica los medios... No deberías buscar fuera si no en tu interior y preguntarte:
- ¿Qué significa la lactancia en tu maternidad?
- ¿Hasta dónde estás dispuesta a llegar para conseguirlo?
- ¿Los problemas o dudas que te aquejan tienen solución a corto, medio o largo plazo?
- ¿Has recibido todo el apoyo posible (grupos de lactancia, consultoras de lactancia, matronas, enfermeras, pediatras, etc. con experiencia)?
- ¿Crees que has agotado todos los recursos disponibles para encontrar soluciones?
- ¿Qué significa la lactancia con sucedáneos en tu maternidad?
- ¿Cuéntas con el apoyo de tu pareja, familiares y círculo más cercano? ¿O quizás son ellos el problema?
- Cuando vaya al próximo "experto" en lactancia, ¿Qué es lo que realmente deseo oír?
- Tome la decisión que tome ¿siento que lo lamentaré más adelante?
- ¿Cuento con toda la información que necesito para tomar esta decisión?

Y con la respuesta a todas estas preguntas, probablemente ya hayas encontrado lo que buscas. Tu propia elección. Única e intransferible. Servirá solo para ti y para nadie más. Y aún así, nadie te garantiza que en unos días, semanas o meses no cambies de opinión y lamentes lo que hayas decidido o intentes dar la vuelta y tomar el rumbo contrario... Pero lo que está claro es que no tendrás que lamentar haber estado mal aconsejada o que alguien haya decidido por tí. Habrás tomado las riendas de tu maternidad y de tu lactancia para tomar esta decisión.

Permiso para destetar
Algunas veces, en mi labor como asesora de lactancia, me he encontrado con madres que venían al grupo en lo que parecía ser una búsqueda de "permiso para destetar". Sacando un problema detrás de otro sin darse por satisfecha con las respuestas de otras madres o de la asesora (no duerme, pide muy a menudo, no coge peso, tiene gases, está incómodo, regurgita, solo quiere estar en brazos, etc.). Quizás esperando que aquí alguien le dijera "sí, tú eres un caso de esos en los que la lactancia no funciona y puedes dejarlo sin cargo de conciencia".

El problema es que la labor de la asesora de lactancia no es decidir por la madre, sino darle opciones. Y casi siempre hay opciones.

Además, como asesora de lactancia, veo madres que luchan durante meses probando distintas estrategias y soluciones hasta asumir que una lactancia mixta es lo máximo que van a conseguir, veo mujeres que sufren una mastitis detrás de otra y siguen disfrutando tanto de su lactancia que ni se plantean dejarlo, pero también veo a las que tiemblan al mirar a su bebé porque solo pensar en ponérselo al pecho ya les duele. Y para todas ellas hay opciones, vías para mejorar y alternativas por probar. Pero son ellas quienes deben de tomar los mandos y decidir qué quieren hacer y durante cuánto tiempo.

Aclaraciones
Cuando hablo de abandonar la lactancia me refieron a esos primeros días y semanas en los que muchas mujeres dejan el pecho. Me refieron a mujeres que salen del hospital con lactancia materna pero al mes o a los dos meses ya alimentan a sus bebés en exclusiva con leche de fórmula.

También me refiero a esas madres que lo dejan a los tres meses en la famosa crisis, creyendo que se quedaron sin leche, que no alimenta o que está aguada. O las que desisten pensando que la lactancia materna es incompatible con la incorporación al trabajo.

Más allá de estos límites o quizás más allá de los primeros seis meses hablamos ya de destete. De lactancias bien establecidas, exitosas y placenteras a las que se pone fin por distintos motivos. Y en esos casos también habría que plantearse todos los interrogantes para asegurarnos de que la decisión es endógena (nuestra) o exógena (nos viene de fuera).

jueves, 13 de marzo de 2014

Lactancia materna y desnutrición

Visto en Mammalia.
Un día cualquiera en la vida de una madre puérpera cualquiera. Volviendo a casa con los peques y disfrutando del sol preprimaveral. De repente, suena el teléfono y la persona que está al otro lado se identifica como una periodista de La Sexta. El corazón se me pone a cién... ¿Me irán a hacer alguna pregunta sobre lactancia? ¿Un reportaje? ¿Buscan a una mami con un bebé pequeñito y por eso me han llamado a mí? ¿O será algo sobre la tienda?

- Como tu teléfono estaba en Internet, te llamo porque buscamos madres malnutridas que no puedan amamantar a sus hijos por riesgo de desnutrirlos también para hacer una pieza sobre la noticia que ha salido hoy en los periódicos. Quería saber si vosotras conocéis a alguna madre en esta situción y nos podéis pasar su contacto.

La taquicardia sigue. No por la emoción, sino por la concatenación de soberanas tonterías que acabo de escuchar condensadas en una sola frase. Y por la indignación de que alguien haya hecho un estudio sobre lactancia que llegue a semejantes conclusiones.

Le explico amablemente a la periodista que la mala nutrición materna no es una contraindicación para la lactancia ni mucho menos. De hecho, en familias con riesgo de desnutrición, los bebés que son amamantados en exclusiva hasta los seis meses son los que suelen estar mejor alimentados de la casa. Como ejemplo, le pongo a las madres africanas que viven en países en guerra o azotados por las hambrunas.
Mito Nº 1 que perpetúa la noticia publicada y que la periodista obvia: la dieta de la madre condiciona la calidad y cantidad de la leche materna.
En realidad, el estado nutricional de la madre no varía significativamente la composición de la leche materna a no ser que sea un caso de desnutrición severa que se prolonga durante mucho tiempo. Las variaciones en la dieta de la madre pueden tener un ligero impacto sobre el perfil del contenido en ácidos grasos de la madre o sobre el contenido en ciertos micronutrientes, pero no hacen que tenga poca leche o leche de peor calidad.

- Ya, bueno, pero es que nosotros queremos hacer una noticia sobre esto que ha salido ahora, que con la crisis hay más madres malnutridas y eso pone en riesgo a los niños.

De nuevo, le explico que la lactancia materna no pone en riesgo a los niños de prácticamente nada (aparte del riesgo de transmision de la enfermedad en madres con VIH), pero que la leche de fórmula sí. Que los bebés alimentados con leche de fórmula son más propensos a infecciones y enfermedades durante el primer año de vida y que tienen un mayor riesgo de diabetes y obesidad durante toda su vida, aparte de un menor cociente intelectual.
Mito Nº 2 que perpetúa la noticia publicada y que la periodista obvia: la leche de fórmula es un sustituto ideal para la lactancia materna, ya que es seguro y no tiene riesgos.
En realidad, los sucedáneos de leche materna son la cuarta opción cuando la madre no puede amamantar directamente a su bebé (primero lactancia directa, después leche de madre extraída y, en tercer lugar, leche donada).
Además, los sucedáneos de leche materna pueden estar contaminados y este tipo de alimentación conlleva riesgos para la salud del lactante y para la de la madre.

- Sí, pero lo que dice la noticia es que las madres malnutridas no pueden dar el pecho

Le digo que, aunque no tengo constancia del estudio del que me habla, la evidencia científica indica lo contrario y que habría que ser más cuidadoso al hablar de estas cosas y no ser altavoz de investigaciones mal hechas o mal diseñadas cuyas conclusiones, por tanto, son erróneas. Le recomiendo que contraste la información al respecto.
Principio de periodismo Nº 1: Contrastar la informaciónHace años podía ser más complicado encontrar fuentes y documentos con los que contrastar la información recibida y resultar un proceso arduo de documentación. Hoy en día, Internet lo pone mucho más fácil. Encontró mi teléfono y yo le estoy dando referencias que demuestran que lo que dicen no es cierto.

- Ya, pero yo me remito a la fuente.
Principio de periodismo Nº 2: "Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques. Todo lo demás son relaciones públicas", dijo George Orwell. En este caso, actuar de altavoz de un colectivo sin cuestionarse lo que dice ni contrastarlo y, además, obviar los datos contrarios, demuestra que, hoy en día, es más importante un titular impactante que contar la verdad o lo que a pocos les interesa ser contado. El periodismo declarativo no deja de ser un ejercicio de "relaciones públicas".
Y, después de la mención a la fuente, mi interlocutora "confiesa" que la noticia procede de las declaraciones de una asociación de enfermeras. Lo cual me deja ojiplática (por lo de que representantes de los profesionales sanitarios sigan propagando estos mitos infundados sobre la lactancia materna) y porque de la opinión de unas enfermeras se concluya que las leche de madres malnutridas pone en riesgo de malnutrición a los bebés.
Principio de medicina Nº 1: Primum non nocere. Primero no hacer daño.
Estas enfermeras (y los medios que las dan alas para seguir buscando titulares sensacionalistas) se olvidan de que la obligación de los profesionales sanitarios es evitar cualquier cosa que haga daño a sus pacientes. Sus declaraciones crean una alarma social sobre falsos riesgos de la lactancia y perpetúan la creencia de que la leche de fórmula es un sustituto seguro y sin riesgos... Y eso hace mucho daño y lo seguirá haciendo
- a nivel individual: llegando a casos extremos como el de una madre haitiana que alimentaba a su hijo con un refresco azucarado rebajado con agua porque la habían dicho que su leche era de mala calidad.
- a nivel social: ya que declaraciones de este tipo hacen que las clases menos favorecidas (las que tienen menos acceso a la información y a la educación) se crean estos titulares a pies juntillas y decidan no amamantar, un hecho que contribuye a perpetuar la desigualdad por esos riesgos que comentábamos antes y por el hecho de que estas madres con trabajos precarios tendrán que faltar más a trabajar para atender a unos niños con mayor riesgo de enfermedad.
- y poniendo en peligro los derechos de los niños: porque la lactancia materna es un derecho humano y negar los beneficios de la leche materna o poner en duda la capacidad de las mujeres de amamantar es una violación de los derechos humanos y pone en riesgo la salud de cientos de niños.
Y, ya puestos, decidí terminar de "darle la chapa" a la periodista y recordarle que, mientras que la leche materna es gratuita, ecológica y siempre está disponible, los sucedáneos de leche materna pueden llegar a costar unos 1.000 o 2.000 euros al año. Por tanto, la solución no es invertir esa cantidad de dinero en alimentar a bebés "supuesamente malnutridos", sino alimentar a la madres, ya que así se matan dos pájaros de un tiro, y ofrecerles información real sobre los beneficios de la lactancia materna y apoyo para poder seguir manteniéndola.


Cuando llegué a casa, leí la noticia original y la oleada de indignación que había creado en la red. Entre otras cosas, a muchas "internautas" les llamaba poderosamente la atención uno de los logotipos destacados en la web del colectivo que había lanzado la alarma por primera vez. ¿Adivinas cuál?

En fin, que no sé si La Sexta dio al final la noticia o no, pero tengo constancia de que no fui la única persona que intentó sacar de su error a esta periodista en concreto al respecto.

En cuanto a la noticia original y al colectivo de enfermeras que fue su origen, alabo sus fines pero me resulta imposible justificar sus medios. Su objetivo de buscar más recursos para apoyar a las madres y familias en riesgo de desnutrición ha acabado convirtiéndolas en un titular llamativo que hace olvidar su objetivo prioritario.

Y, para terminar optimistamente, en las mismas redes sociales, al poco de empezar a propagarse la noticia, surgió el testimonio de una mujer que trabajaba en los servicios sociales de una localidad catalana donde habían instaurado la buena práctica de ofrecer a las madres que solicitaban leche de fórmula una cita con una asesora de lactancia. De este modo, se podía evaluar la necesidad real de suplementar o alimentar con fórmula y, además, ofrecer a esa madre el apoyo e información necesarios para establecer su lactancia, solucionar problemas y desterrar mitos.

viernes, 7 de marzo de 2014

Día Mundial de la Donación de Leche

El día mundial de la donación de leche materna se celebra el próximo 19 de mayo, con el objetivo de homenajear a todas las madres que dedican parte de su tiempo y esfuerzo a extraer y almacenar un poco de su "oro blanco". La leche donada ayuda a niños que, por distintas circunstancias, se benefician de las múltiples propiedades de este alimento en etapas especialmente delicadas de su desarrollo, como los bebés prematuros o los que han sido sometidos a alguna intervención quirúrgica.

El banco de leche del hospital 12 de Octubre está preparando un acto especial para homenajear a todas las mujeres que han donado leche en sus instalaciones y seguro que es una ocasión muy especial y emotiva tanto para las madres que han donado como para aquellas cuyos hijos han sido receptores de leche.

Ya os conté mi experiencia como donante en el post Hermanos de Leche y os hablé del banco de leche materna de este hospital y de las personas que cambian el mundo. Ahora os invito a conocer esta convocatoria y a participar en ella
Estimada amiga:

Este año el banco de leche del Hospital 12 de Octubre quiere celebrar el Día Mundial de la Donación de Leche. Tenemos muchas cosas que celebrar, gracias a la Fundación Aladina hemos conseguido ampliar el banco de leche y en las próximas semanas vamos a enviar leche donada a otros hospitales de Madrid y así serán más niños los que se  beneficien de la leche donada.
Nos parece que la mejor forma de celebrar el Día Mundial de la Donación de Leche es contando con vosotras, las mujeres donantes, ya que sois las grandes protagonistas y gracias a vosotras se pueden alimentar con leche materna recién nacidos muy prematuros o enfermos. Así que ¡Anotad la fecha! Lunes 19 de mayo de 2014 durante la tarde.

En la jornada incluiremos algunas charlas sobre los bancos de leche y la donación de leche en el mundo, lo que supone tener un banco para los niños hospitalizados, algunos aspectos sobre la investigación que se está haciendo sobre la leche donada y también nos gustaría contar con la experiencia de donantes y madres de niños receptores.

Además, queremos organizar un concurso de relatos relacionados con la donación de leche (próximamente remitiremos las bases del concurso). En la jornada se leerán los 3 relatos finalistas. ¡Habrá también alguna sorpresa!

Estaríamos encantados de poder contar con vosotras en este día tan especial. Os  agradeceríamos mucho que nos confirmarais vuestra asistencia, ya que tenemos que reservar con antelación la sala en función del aforo previsto.
También os invitamos a que nos realicéis sugerencias, en tanto en relación al contenido de las charlas o de otras actividades que podamos organizar ese día. Podéis hacerlo al correo del banco (bancodeleche.hdoc@salud.madrid.org)

Nadia Raquel García Lara. Coordinadora del Banco de Leche
Gerardo Bustos Lozano. Responsable de Calidad del Banco de Leche
Carmen Rosa Pallás Alonso. Jefa del Servicio de Neonatología

Yo voy ¿Y tú? ¿Te apuntas?

Otros post interesantes

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...