martes, 1 de febrero de 2011

Sacaleches contagiosos

Hay días que amanezco, vivo y me acuesto en un estado de alucine total por alguna cosa que he visto y/o leído que me deja, literlamente, anonadada. Obviamente, sigo con mi vida normalmente, pero es algo que no me puedo quitar de la cabeza. Me pasó hace ya un par de semanas cuando, charlando con una amiga por el chat de facebook, me comentó que había leído que no se debían comprar sacaleches de segunda mano porque podían ser medio de contagio de peligrosos virus, como el sida o la hepatitis.

Mientras hablaba con ella, corrí a googlear "sacaleches de segunda mano" y héteme aquí que el primer resultado ya hablaba de los peligros que acechan a las incautas mamás que por ahorrarse cuatro duros deciden comprar un sacaleches de segunda mano en un blog de productos de puericultura, citando a La Liga de la Leche. En resumen, las distintas páginas que alertaban sobre los peligros de los sacaleches de segunda mano venían a decir que:
Tanto los médicos como los fabricantes de extractores de leche consideran que no es una buena idea comprar o pedir prestado un extractor de leche usado. ¿Por qué? Porque en su interior podrían haber quedado retenidos virus y bacterias de la antigua dueña. Estos gérmenes pueden ser difíciles de eliminar incluso limpiando y esterilizando el aparato repetida y concienzudamente, lo que podría resultar peligroso para la salud de su bebé. Hay extractores de leche de uso hospitalario que están diseñados para ser utilizados por múltiples usuarias, cada una de las cuales empleará su propio conjunto de accesorios.

No fue difícil encontrar la fuente original (artículo de La Liga de la Leche) que podría haber dado origen a la mayoría de estas recomendaciones (aunque LLL cita a una institución sanitaria norteamericana) y múltiples páginas que citaban estos mismos peligros, pero todas ellas sin aportar datos serios de qué virus en concreto se podrían transmitir por la leche o estudios que hubieran documentado algún caso de transmisión de una enfermedad por esta vía...

A lo Colombo
Y me dije, pues los voy a buscar yo... Y eso sí que me resultó difícil, porque no encontré ninguna referencia durante varios días de búsqueda (en mis ratos libres, obviamente, no vayais a pensar que me tiré 72 horas seguidas buscando documentación). Así que me dije que a lo mejor esas recomendaciones "bienintencionadas" estaban basadas en suposiciones y creencias más que en datos contrastados y me decidí a buscar más datos sobre el virus más temible de entre los mencionados, el del sida.

Pues bien, el virus del VIH se trasmite como ya sabe la mayor parte del mundo, a través de relaciones sexuales de riesgo, o con jeringuillas, transfusiones, transplantes, etc. También está documentada la transmisión vertical (de madre a hijo) durante el embarazo o en la lactancia, pero no encontré ninguna referencia a infección por compartir un sacaleches... aunque sí encontré un texto que me dio una pista interesante:
Incluso un pinchazo accidental con una jeringuilla utilizada y abandonada se considera de riesgo casi nulo, dada la escasa viabilidad del VIH fuera del huésped.
(La infección por el VIH. Guía Práctica, editado por Consejería de Salud de la Junta de Andalucía)
Gota McGyver
Entonces, no entendía cómo si te pinchabas con una jeringuilla abandonada se podía considerar riesgo nulo (la jeringuilla que se impregna de sangre penetra en tu piel introduciendo los restos de sangre de la persona infectada) y una supuesta gota de leche que se hubiera alojado en el motor de un sacaleches sí que podía resultar peligrosa y contagiar a un bebé (en el hipotético caso de que esa gota McGyver llegara a tocar a nuestro bebé).

Me decidí, pues, a buscar información sobre la supervivencia del virus fuera del organismo y encontré une referencia en un encuentro digital de El Mundo en la que el doctor José Antonio Pérez Molina afirmaba que
"el tiempo que el VIH se mantiene vivo fuera del organismo se mide en minutos, más que en horas. Depende del tipo de fluido. El fluido que más concentra el virus es la sangre".
Así que me resultaba tremendamente complicado "creer" a la vista de estos datos, que el virus se fuera a mantener vivo en una supuesta gota de leche en el motor de un sacaleches durante más tiempo que la sangre, pero, seguí investigando.

Viabilidad del virus
Las referencias se iban acumulando: 
Riesgo de infectar del VIH fuera del organismo
Esta situación ocurre cuando una persona sufre un pinchazo accidental por ejemplo con una jeringa en un espacio público. El VIH tiene un riesgo de viabilidad muy limitado una vez que está fuera del organismo, ya que necesita una célula viva para replicarse y dependerá de las condiciones en que esté la sangre. El virus tendría posibilidad de infectar durante menos de 6 horas, ya que al secarse o coagularse pierde viabilidad.
(http://www.pmsida.gov.ar/prevencion/infeccion/infeccion2.htm)
 Finalmente, me terminó de convencer un texto de una red de Centros para el Control de Enfermedades (CDC): 
Las autoridades médicas y científicas están de acuerdo en que el VIH no sobrevive con facilidad fuera del cuerpo, lo cual hace remota la posibilidad de una transmisión ambiental. El VIH se encuentra a diferentes cantidades o concentraciones en la sangre, el semen, las secreciones vaginales, la leche de seno, la saliva y las lágrimas. Para obtener datos acerca de la supervivencia del VIH, los estudios de laboratorio han tenido que utilizar concentraciones artificialmente elevadas de virus cultivados en laboratorio. Aunque estas concentraciones no naturales del VIH se pueden mantener con vida durante días o incluso semanas en condiciones de laboratorio limitadas y de control estricto, los estudios de los CDC han demostrado que incluso a esas altas concentraciones, las concentraciones de VIH se secan después de varias horas y la cantidad del virus infeccioso se reduce entre un 90 y un 99 por ciento.

Debido a que las concentraciones del VIH usadas en los estudios de laboratorio son mucho más altas que las encontradas en circunstancias reales en la sangre y en otros especímenes, el secado de la sangre humana y de otros líquidos corporales infectados por el VIH, reduce el riesgo teórico de transmisión ambiental esencialmente a cero. En ciertas ocasiones, las interpretaciones incorrectas de algunas conclusiones derivadas de estudios de laboratorio han causado alarmas innecesarias.

No se deben utilizar los resultados de los estudios de laboratorio para evaluar el riesgo personal específico de infección porque (1) la cantidad estudiada del virus no se halla en muestras humanas ni en la naturaleza y (2) no se ha identificado ningún caso de infección por el VIH debido al contacto con una superficie ambiental. Además, el VIH no se puede reproducir fuera de su huésped vivo (a diferencia de muchas bacterias u hongos que pueden hacerlo en condiciones adecuadas), a menos que el VIH esté en condiciones de laboratorio; por lo consiguiente, no se propaga ni mantiene su contagiosidad fuera de su huésped.
(http://www.cdc.gov/hiv/spanish/resources/qa/qa35.htm)
Citomegalovirus
Sobre este otro riesgo, el citomegalovirus, ya hablé en el artículo sobre los supuestos riesgos de la donación de leche, ya que, según toda la documentación consultada, la infección por citomegalovirus es peligrosa en bebés prematuros o de bajo peso al nacer.
En los lactantes a término la infección cursa de forma asintomática o con síntomas leves y no deja ningún tipo de secuelas. [...] La pausterización y la congelación inactivan el citomegalovirus y reducen de forma considerable el riesgo de transmisión.
¿En qué situaciones está contraindicada la lactancia materna? N.M. Díaz-Gómez (Acta Pediatr Esp. 2005; 63: 321-327)
Así pues, parece que con la simple medida de "congelar" el sacaleches, las mamás de bebés prematuros o de bajo peso al nacer podrían usar con toda seguridad un sacaleches de segunda mano.

Otros virus
Finalmente, respecto a la Hepatitis A, el texto de la cita anterior también señala que "La principal vía de transmisión del virus de la hepatitis A esla fecal-oral. La transmisión vertical [madre a hijo] es rara" y en cuanto a la Hepatits B cabe recordar que, normalmente, los niños reciben la primera dosis de esta vacuna directamente en el paritorio. En cualquier caso, y siguiendo al mismo autor, "aunque se ha aislado el virus de la hepatitis B en la leche materna, el riesgo de transmisión de esta enfermedad a través de la leche es muy bajo". Tan bajo, que se recomienda lactancia materna tanto en casos de Hepatitis A como en los del tipo B.

Reflexión final
Al final, aparte de una genuina preocupación poco documentada, me inclino a creer que parte de estas recomendaciones que sólo buscan asustar con el objetivo de engrosar las cuentas de beneficios de fabricantes, distribuidores y vendedores de este tipo de productos.

Si os decidís a comprar un sacaleches de segunda mano, la única precaución sería esperar un par de días para usarlo (así estás triplemente segura de que cualquier resto de VIH está más que muerto) y congelarlo (si os apetece) para desterrar el temor a que queden restos de citomegalovirus (también podéis congelar al hermanito mayor si vuestro bebé lo tiene, porque las guarderías y lugares de reunión de niños pequeños son un "hervidero" de citomegalovirus)...

Obviamente, lo de pegarle un lavado concienzudo y esterilizarlo es de cajón, aunque no está de más recordarlo, por si acaso.

26 comentarios:

  1. Como siempre, tus blogs son muy interesantes. Creo que las recomendaciones y las estadísticas se han de tomar siempre con precaución y no con alarmismo. En la comunidad médica siempre que existe como mínimo un caso, se está obligado a indicarlo, pero eso no significa que pase siempre. Son probabilidades y en este caso parece que mínimas. Las indicaciones que das para evitar problemas son muy acertadas. También se puede pensar que si podemos adquirir un sacaleches de segunda mano de alguien con referencias pues se acabó el problema.
    También tienes razon en el tema de las ventas. Cuando me compré el sacaleches para mi primer hijo flipé con el precio, y luego están los botes para conservar... todo un negocio.
    Un abrazo
    Sandra

    ResponderEliminar
  2. Muy buen artículo y muy bien razonados los argumentos. Yo me supongo que las recomendaciones de la LLL y demás son también para andar sobre seguro...... nunca sabes en que condiciones puede llegar a usar la gente un sacaleches. También es cierto que no hay estudios concretos sobre los riesgos de contagio con este artefacto. Y bueno, por rizar el rizo un poco te has olvidado de un agente infeccioso muy raro pero extremadamente resistente y que puede producir enfermedades gravísimas: el prión. Pero también es cierto que no debe de ser tan infeccioso a pesar de su resistencia porque ni siquiera en el caso de las vacas locas se ha producido una epidemia real a pesar de la alta exposición de la población.

    En resumen: precisamente porque no se sabe casi nada concreto se tiende a la prudencia y a aconsejar no usar sacaleches de segunda mano, aunque la lógica nos dice que con los cononimientos actuales sobre el comportamientod e diferentes agentes infecciosos, el riesgo es practicamente nulo: También es cierto que existen sacaleches de alquiler y no se que característica tienen que no se consideran contagiosos.......

    ResponderEliminar
  3. Aplausos!!! Muy bueno, me ha encantado y se nota que le has echado tiempo!! Enhorabuena, guapa, qué buen trabajo haces.

    ResponderEliminar
  4. Valla tecnólogias k hay no ???
    Gracias !!!

    ResponderEliminar
  5. Sandra, tienes razón, las recomendaciones y las estadísticas hay que tomarlas con precaución, pero es que, en este caso, no hay estadísticas.

    Podrían decir, "precaución, porque hay ya 4 bebés contagiados de sida por usar sacaleches de segunda mano", pero no lo dicen porque no es cierto. En todo lo que he investigado no he encontrado una sola alusión a un solo caso en que un bebé se haya contagiado a través de un sacaleches de segunda mano. Ni una sola.

    Al final creo que es jugar con la estrategia del miedo. Alguien pregunta a la FDA que, por curarse en salud recomienda no compartir (obviamente, no los vayan a denunciar, como sucede en Estados Unidos) y se ampara en eso para crear un falso alarmismo. ¿De verdad crees que si no te puedes contagiar el sida pinchándote con una aguja abandonada, se va a contagiar tu hijo por usar un sacaleches de segunda mano?

    Es como si mañana yo te digo que no orines en ningún sitio que no sea en tu casa porque puede haber orinado antes que tú una mujer con sida y con la regla y algún virus que quede en una gota de sangre te puede contagiar el sida. ¿Te lo crees? ¿Te parece plausible? Pues a mi me pasa igual con lo de los sacaleches.

    ResponderEliminar
  6. María, gracias por tu comentario. En mi artículo me he centrado en las enfermedades que se podrían contagiar con la leche materna. No he hablado de los priones porque, en lo que me he documentado, nadie mencionaba que se pudieran transmitir a través de la leche materna (y supongo que a través de la de vaca tampoco ¿¿¿??? admito mi ignorancia al respecto).

    Los sacaleches de alquiler que no se consideran contagiosos son porque tienen sistemas "cerrados" en los que todo lo que puede llegar a entrar en contacto con la leche es desechado y cambiado para cada mamá (igual que en los hospitalarios).

    Tú dejarías de usar una silla para el coche de segunda mano porque la mamá/bebé que la haya usado antes podría haber estado contagiado de citomegalovirus (y una silla de coche no la puedes esterilizar) o un carrito o una hamaquita. En una hamaquita igual puede regurgitar un bebé en una de las partes que no se puede lavar y quedar restos de leche "contagiosa", pero a nadie se le ocurre arengar en contra de las hamaquitas de segunda mano.

    En fin, que, cuanto menos, todo este tema da que pensar... así que, que trabajen las neuronas.
    En resumen: precisamente porque no se sabe casi nada concreto se tiende a la prudencia y a aconsejar no usar sacaleches de segunda mano, aunque la lógica nos dice que con los cononimientos actuales sobre el comportamientod e diferentes agentes infecciosos, el riesgo es practicamente nulo: También es cierto que existen sacaleches de alquiler y no se que característica tienen que no se consideran contagiosos.......

    ResponderEliminar
  7. Albertina, muchas gracias por tus ánimos. Me dejaste tan plof al comentármelo que era casi una "cruzada" personal el encontrar documentación que confirmara o negara esa hipótesis.

    Virginia, sí, hay de todo en la viña del señor. :D

    ResponderEliminar
  8. Superinteresante!!!! muy buena investigación...aunque yo ya lo sabía, porque soy enfermera...je,je,je...pero me parece muy bien toda la investigación que has hecho porque puede ser muy útil para mamas que no tengan formación sanitaria...

    ResponderEliminar
  9. A mos a ver... entonces según este post (que por cierto es de lo más interesante y que agradezco hayas escrito) cuando nazca Pequeño Jedi, para más precaución debo meter las tetas (si las mias) en el congelador, al igual que el sacaleches; después, cuando venga cualquier persona a verle (de tocarle ya ni hablamos) le lavo bien con lejía y si es preciso hasta ZOTAL... ¿no?.

    Por cierto, con los perros, gatos y demás fauna familiar... ¿Qué hago?. Jeje!

    Si hay que hacer caso a todo lo que digan empresas como Aventis, Nutriben, Dodot... ellas se iban a forrar y nosotr@s a volvernos loc@s.

    Gracias por el post.

    ResponderEliminar
  10. Bueno en mi caso la información llega tarde jejejeje
    Ya desterré el odiado/amado sacaleches hace tiempo.
    Odiado porque odiaba pasar tanto tiempo sancandome leche.
    Amado, porque gracias a él pude seguir alimentando a mi hijo con mi leche.

    El mío era de segunda mano. Me lo dejó mi prima y además de un buen fregao y buen esterilizao, no hice nada de nada.

    La leche fresca de un día para otro y lo demás al congeleitor.

    La información pasa de ser un consejo a una alarma en un chasquido de dedos. Siempre ha sido así. sobre todo según el peso que haga el interesado.
    Así que viene bien toda está información que has publicado.

    Me suena igual que el aviso que pone en las botellas de agua mineral, donde indica que no deben rellanarse con agua del grifo.
    Nos ha jodío!!!!

    ResponderEliminar
  11. joooo, LadyA, si es que ahora caigo que te lo podía haber consultado a ti y ya está... pero bueno, también ha resultado entretenido buscar y muy gratificante encontrar información a respecto. :D

    Leia, pues claro que sí, a ver si te creías que esto de gestar, parir y amamantar sale así, facilito ;-) Como metas las tetas en el congelador, Pequeño Jedi va a tomar granizado más que leche caliente y se va a creer que le estás criando en Hoth en lugar de en Tatooine (o te habías mudado ya a Endor) ;-)

    Por cierto, Leia, que irresonsabilidad, perros, gatos y demás fauna tenían que haber sido desterrados justo un segundo después de descubrir el positivo en el test de embarazo :P

    Teta, me encanta como lo dices. Yo creo que ese amor/odio lo tenemos todas con el sacaleches. Nos es útil, pero el mejor sacaleches es nuestro bebito. Sobre el tema que comentas de las botellas de agua, te recomiendo un documental que vi hace tiempo: "Enroscados, la batalla del agua". Creo que es de Documentos TV. ¡¡¡Muy revelador!!! Aunque está hecho en EEUU, muchas cosas son perfectamente aplicables también por estos lares.

    ResponderEliminar
  12. Pues no se en qué charla escuché yo esto de no prestarse los sacaleches y me entro tanto pánico lo de prestar los sacaleches y que me cayeran denuncias,,¡¡¡te lo juro!!! y no había caído en esto que has contado.Chica, eres como Carlos González, tienes respuestas para todo. Voy a ver si encuentro la charla donde lo dijeron y me pongo a meter todos los conos que tengo en el congelador...¡¡¡coño, no había caído!!! Asunto arreglado.

    ResponderEliminar
  13. Je,je,je...bueno mujer...ya sabes, pa otra ocasión aquí estoy...
    Yo hace tiempo que le digo a la gente que, eso del yonqui amenazándote con la jeringa y diciéndote que tiene Sida es una soberana gilipollez...Pero la gente, aunque le digas que la probabilidad es de u 0,0...no se lo cree...

    ResponderEliminar
  14. Muy buen artículo!!está muy bien explicado y documentado, yo también presté mi sacaleches, por lo menos alguien le dió uso porque yo no extraía nada con él, y sí, como en tu conclusión yo también pienso que son noticias que les conviene dar, como siempre, a las empresas fabricantes, pasa igual con las leches artificiales cuando se trata de darle un palo a la leche materna, aquí con el sacaleches, cada uno barre para su casa.
    Saludos
    Nuria.

    ResponderEliminar
  15. No había leido antes el tema de los contagios a través de los sacaleches, ¡si es algo que continuamente nos prestamos las madres! No sé por qué, pero da la sensación de que continuamente aparecen artículos, informaciones, etc, que vienen a querer preocupar, de alguna manera, a las madres que lactan.

    Os recomiendo, también el sacaleches manual, es decir, la propia mano, en mi caso, fue el mejor sacaleches que encontré, y con lo que puede compatibilizar 100% lactancia + trabajo.

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Gema, si te lees el artículo de LLL se supone que el peligro está en los sistemas abiertos (eléctrico de Avent o Medela, por ejemplo) en el que una gota de leche McGyver podría migrar al motor y quedarse allí escondida y como esa parte no se puede lavar ni esterilizar... ¡¡¡¡Peligrooooo!!! ;-)

    Si los conos están esterilizados, no pasa nada. De hecho sabes que en los bancos de leche los esterilizan (con autoclave, claro) y que con pasteurizar la leche evitan los posibles contagios de los virus de los que no hacen serología (el CMV, por ejemplo).

    Nuria, tienes razón, pero es que lo de jugar a la política del miedo es peligroso. Peligroso porque hay quien lo lee y se lo cree y es un perjuicio para su bolsillo y peligroso para los que hacen esas afirmaciones gratuitas y pueden salir escaldados cuando queda en evidencia que lo que dicen no es cierto.

    Patricia, el manual es el mejor, económico, ecológico y cada una tiene el suyo propio, no hay necesidad de prestarlo o comprarlo de segunda mano :D

    ResponderEliminar
  17. POr eso sera que me gustan los sistemas cerrados (Ameda)

    ResponderEliminar
  18. simplemente genial, que trabajo tan bueno de investigación, me ha encantado.
    Tienes artículos interesantísimos siempre y muy bien documentados. Gracias por la labor que haces.
    Me lo llevo a La casa... con tu permiso.
    Si te molesta lo retiro, vale?

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Socmare, ningún problema, encantada de compartir, de verdad, no hace falta ni que preguntes.

    Un abrazo :D

    ResponderEliminar
  20. :)Gracias :) siempre es bueno preguntar.. a veces voy con tanta prisa que se me pasa, pero vaya...

    Un placer leerte.

    Raquel

    ResponderEliminar
  21. nada! salvemos el planeta!!!!

    ResponderEliminar
  22. Querido anónimo:

    No entiendo que quieres decir con tu comentario, pero gracias por participar.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. buenas me entro ya dudas, yo adquiri un sacaleches debido q aca era sumamente recaro es manual y lo compre por ebay, cuando llego hervi todo y lo lave y cada vez antes de usarlo cosa que ha sido 2 veces lo hiervo en agua. la pregunta es no es suficiente? deberia desecharlo? y la leche que me saque y congele la desecho?

    yo amamanto a mi nena pero me estaba sacando pq dentro e un mes entro a la universidad entonces asi el papa en el dia q no estoy le daba.

    ResponderEliminar
  24. Muchas Gracias de verdad!yo tambien habia leido que podian contagiar nfecciones cosa que meestrañava ya que la pediatra donde llevo a los niños te dejan prestado sacaleches de madres que se los han dado, pero gracias a tu informacion estoy mucho mas tranquila!!!

    ResponderEliminar
  25. Wow excelente. Soy médico y aún así caí en la ignorancia de la liga materna. Cuando empiezo a leer tus argumentos dije... coño es cierto! Como van a vivir esos virus así con el tiempo y al aire libre. Tienes razón y sobre todo documentada como dices. Yo investigaba porq me prestaron un sacaleches de una prima y tenía algo miedo. Lo que si decidí es que está un poco feo muy usado y corriente 110V yo usaré 220v (35 euros el transformador me cuesta) entonces lo probaré y si lo necesito y me gusta me compro uno nuevo para mi. Pero al menos sabré si de verdad lo necesito y me sirve.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Otros post interesantes

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...