jueves, 22 de marzo de 2012

Culpabilidad improductiva

El tema de la culpabilidad parece que siempre va asociado a la condición de madre. Mujeres que caminamos orgullosas por la vida con el mentón bien alto y pisando fuerte, llegamos al momento de la maternidad y nos sentimos flanqueadas y asediadas por la culpa: por no dar el pecho, por no cocinar purés con verduras ecológicas, por tener que dejar a nuestros hijos en la escuela, por no tener la casa recogida o por cualquier otra razón justificada o absurda.

Quizá toda esa culpa sea un reflejo de lo poco superados que tenemos los "roles tradicionales" de la mujer en la sociedad. Y es que no deja de ser contradictorio que vivamos en una sociedad en la que por un lado algunas mujeres piensan que no darán el pecho porque así el padre puede "comprartir la labor de alimentar al bebé" y por otro lado se sientan culpables por no tener la casas recogida para las visitas en pleno puerperio mientras el papi aprovecha la baja paternal para leerse unos cuantos libros que tenía pendientes. Parece que por un lado hemos desechado todas las diferencias de género, renunciando a ciertas raíces de la femineidad, y por otro nos quedamos con todos los tópicos absurdos de los roles maternales.

Culpa maternal
En el ámbito de la maternidad siempre se habla de la culpa como algo negativo. Quizás por ese discurso en el que se reivindica que "no hay que hacerse sentir culpables a las madres" por sus elecciones. Pero hace poco leía en un manual de lactancia unas afirmaciones al respecto que me hicieron cambiar un poco de perspectiva respecto al tema de la culpa. En el texto, afirmaban que una madre que se siente culpable por su elección de no amamantar probablemente está convencida de que no está haciendo lo mejor para su bebé.
Pero algunos autores sugieren que la culpa puede tener un efecto positivo para las familias.
El tema no es la culpa. El tema principal es el bienestar del bebé. Si la verdad hace que la madre se sienta culpable y desarrolle cierta ansiedad, quizá esta incomodidad incline la balanza a favor de la lactancia. [...] Una culpa motivada puede ser una emoción positiva que lleve al crecimiento personal.
Counselin the Nursing Mother. A Lactation Consultant's Guide. Judith Lauwers y Anna Swisher.
El desarrollo de esta idea es que la culpa puede ser beneficiosa cuando lleva a un cambio a mejor en nuestras elecciones, actitudes o estilos de vida. Por eso, no deja de resultar llamativo que en el ámbito de la maternidad se pretenda evitar el sentimiento de culpa de las madres a base de esconder o suavizar la información, incluso cuando esta información es relevante en términos de salud pública y sus repercusiones en el bienestar de la madre y el bebé pueden ser importantes. 

Culpa y lactancia
Hoy leía este artículo de El Mundo sobre un estudio que afirma que muchas mujeres británicas se sienten culpables por no poder amamantar a sus bebés hasta los sesis meses, tal y como recomiendan tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como las principales asociaciones médicas y pediátricas nacionales e internacionales.
De sus encuentros, los investigadores concluyen que "el mensaje idealista choca a menudo con el crudo realismo", lo que lleva a muchas mujeres a sentirse culpables si no pueden mantener la lactancia en exclusiva durante ese tiempo. Y por eso creen que otro tipo de mensajes más pegados a la realidad resultarían más útiles desde el punto de vista de salud pública. "Por ejemplo, podríamos decir: 'mantenga usted el pecho todo lo que pueda, e introduzca los alimentos sólidos lo más cerca posible de los seis meses'".
Y la conclusión de los investigadores me resulta, cuanto menos, chocante. El paternalismo de la afirmación es asombroso: ¡¡¡Liberemos a las madres de la culpa!!! Eso sí, a base de manipular y esconder la información. Y es que, siguiendo con la reflexión de Lauwers y Swisher en el manual de asesoría de lactancia, a nadie se le ocurre pensar que la posible culpa que se pueda crear en los padres tienda a suavizar otras recomendaciones importantes.  Por ejemplo, a nadie se le ocurre decir a los padres que lo más apropiado es tratar de conseguir una silla infantil para el coche y tratar de usarla el máximo tiempo posible y de abrochar el cinturó que sujeta al bebé siempre que sea posible. No, el hecho de culpabilizar a los padres no priva a las autoridades y a los médicos de recordar a los padres que es necesario usar un dispositivo de reteneción infantil siempre que sus hijos viajen en coche.


Intereses contrapuestos
Pero en el ámbito de la lactancia parece que nos vemos obligados a librar a las madres de la culpa... quizás impidiendo ese crecimiento personal del que hablábamos al principio. Será que hoy estoy conspiranóica, pero toda esta reflexión sobre la culpa me ha hecho recordar las afirmaciones de Diane Wiessinger en un curso que impartió el año pasado en el que decía que sus investigaciones sobre la afirmación "no hay que las madres se sientan culpables por no amamantar" le habían llevado hasta el discurso/publicidad de una marca de sucedáneos de leche materna.

Desde luego la culpa paralizante es improductiva, la culpa axfisiante, la que no nos deja seguir adelante, nos ancla en el pasado y nos impide evolucionar es un sentimento que hay que superar. Pero al igual que el sentimiento de culpa del fumador hacia si mismo puede ser el primer paso para dejar un hábito tan nocivo (lo digo por propia experiencia), no deberíamos tratar de privar a las madres tan a la ligera de ese sentimiento de culpabilidad.

Volviendo al artículo que enlazaba, me llama tremendamente la atención que ante la imposibilidad de mantener la lactancia exclusiva durante seis meses la solución que se proponga sea "suavizar las recomendaciones al respecto" y me asombra todavía más cuando esto se publica en un medio destinado a los profesionales sanitarios, cuyo objetivo final debería ser el mayor bienestar de la población por la que han de velar.  

Culpa productiva
Quizá es que yo peco de inocente, pero al leer el resultado de esa encuesta lo que se me ocurre es que deberíamos seguir luchando por una baja materna de al menos seis meses que nos permita mantener una lactancia exclusiva durante todo ese periodo, siguiendo así las recomendaciones basadas en la evidencia científica que demuestra las ventajas de una dieta exclusiva de leche materna durante el primer medio año de vida, más allá de culpabilidades o sentimientos subjetivos.

Obviamente, si contemplamos toda la encuesta desde este punto de vista, la culpa deja de ser algo negativo y se puede convertir en algo positivo: la motivación de las familias para reclamar un cambio. Para luchar por lo que creen mejor para sus hijos y para hacerlo respaldados por el consenso científico que está detrás de las recomendaciones de la OMS y el resto de organismos internacionales.

Desde luego, si protegemos a las madres de la culpa, las libramos de ella y, por tanto, las privamos de razones para luchar; priorizando así un conformismo con un sistema laboral y social que es claramente insostenible desde el punto de vista familiar y en el que siempre salen perjudicados los más débiles, los pequeños, cuyas necesidades se siguen dejando de lado sistemáticamente en aras de la supuesta bondad de una falta de culpabilidad.

Y, desde luego, que este tema no se remite solo a la lactancia, sino también a las madres y los padres que se sienten culpables de no pasar más tiempo con sus hijos, por ejemplo. Si no, que se lo digan a los que llevan luchando por una mayor racionalización del sistema laboral desde la plataforma Conciliación Real YA.

22 comentarios:

  1. Mwe encanta leerte Eloisa, gracias. Un besito

    ResponderEliminar
  2. Coincido en que quien se siente culpable es porque sabe que no está haciendo todo lo mejor y que se puede aplicar a cualquier situación.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff, tanto librarnos de la culpa y al final vivimos una maternidad anesteasiada, un sucedáneo, no vaya a ser que nos de por reclamar cambios :(

      Eliminar
  3. En actuable.com están recogiendo firmas para que la baja maternal sea de 6 meses. Mando el link
    http://actuable.es/peticiones/baja-maternal-seis-meses

    ResponderEliminar
  4. Estoy contigo.
    Si alguien se siente culpable por algo es que sabe que no está haciendo bien o todo lo que puede.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Carol, la culpa puede ser muy productiva, igual que el dolor en muchos casos. Terminamos viviendo la vida entre algodones por no arriesgarnos a ir más allá, a cambiar algo.

      Eliminar
  5. Muy interesante el artículo, Eloísa. Últimamente le estoy dando muchas vueltas al tema éste, y cómo se infantiliza a las mujeres... me has hecho ver el tema desde otras ópticas... gracias.

    Violeta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Violeta, para mi todo ese discurso de librar de las culpas a las madres es infantilizarlas todavía más... Y más aún cuando procede del ámbito sanitario :(

      Eliminar
  6. Bravo!!! Cuanta razón tienes!!

    ResponderEliminar
  7. has dicho lo q siempre he pensado, y muy bien explicado.
    yo pensaba nos " comen" la cabeza en las clases matenarles con los consejos de la OMS para luego, cuando mi hijo tiene 3 meses y medio, tener q irme a trabajar y sentirme fatal.
    esta claro, q es un problema socio-económico y q no les importamos salvo si se ahorran dinero o lo ganan.
    yo he llegado a pensar q es una forma de sacarnos del mundo laboral.
    en España, en vez de alargar, aunque sea hasta los seis meses la baja maternal, tenemos la irresistible oferta, de tu amable jefe, de prepararte los papeles del paro para irte a cuidar a tu hijo y así una menos en circulación.
    y ahi ya tenemos otro motivo, para sentirnos culpables; si aceptas la oferta, igual t arrepientas si no vuelves a encontrar trabajo y traes la ruina a tu familia, y si no la aceptas te arrepentiras siempre de no haber disfrutado de tu hijo y de no haber estado cuando él lo necesitaba.
    yo por el momento estoy con Equo trabajando para la conciliación laboral y familiar.
    www.equova.org

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Avellaneda, pues ya ves que esa culpabilidad supuesta me la tengo yo más que oída en muchas mamis cuando voy a llevar a mi peque al cole: "si dejas de trabajar por tus hijos qué haces todo el día luego metida en casa". Conciliación sí, pero de verdad, de la buena ;-)

      Eliminar
  8. Muy bueno, como siempre, enhorabuena!

    Estoy en total acuerdo contigo... Y lo que dice Avellaneda es la más pura verdad. Triste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es triste. Esperemos que con nuestro empuje todo esto vaya cambiando poco a poco.

      Eliminar
  9. Como siempre una reflexión muy razonada y acertada. Besos linda. Lo comparto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Muchas gracias por compartirlo y por estar siempre al otro lado!!! ;-)

      Eliminar
  10. Como siempre Eloisa levantas catedra... es un placer leer tus post, Y este por supuesto no es una excepción.

    Hace bin poco me encontré con un grupo de madres (en el cumpleaños de la hija de unos amigos) en los que me miraron com bicho raro porque mi hijo de 11 meses toma aún teta para dormir y a demanda durante la noche.

    No pudieron ser muy criticas, pues tennía la lección bien aprendida gracias entre otras a tus inmejorables post.

    Pude rebatirles que siempre será mejor una teta de leche materna que un gusanito de plastico y colorantes.

    Aunque desgraciadamente, la que terminó casi disculpandose y sintiendose algo insegura fuí yo... ¿será que me queda mucho por aprender?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja... Me alegro, Leia Organa, de que vayas distribuyendo conocimiento tetil por toda la galaxia :P

      Hombre, y las comparaciones son odiosas, pero si es mucho mejor la leche de humana para los bebés humanos que la de vaca, con un gusanito radioactivo y lleno de sal no nos vamos a poner a comparar porque no merece la pena.

      Desde luego, hay que aprovechar para hacer "proselitismo tetil" siempre que alguien nos pregunte con auténtica curiosidad... A mi cuando me atacan el plan pandillero les doy una respuesta del tipo "porque yo lo valgo" y no me molesto en más, porque tengo una vida demasiado ocupada como para andar "predicando en el desierto"...

      En fin, que un día de estos te doy una arenga en persona o directamente me dices donde están esas brujas y me las siento yo a mi alrededor para darles una charla de dos horas sobre las bondades de la leche materna, [modo risa maligna on] mua, ja, ja, ja, ja

      Eliminar
  11. Que pesados estos del mundo, no??? siempre con el mismo rollo...por dios, que pesados...
    Bueno, respecto a la culpa, yo siempre he sostenido que, la culpa, es un sentimiento del que debe hacerse respondsable uno mismo...Es decir, no debemos decir " me haces sentir culpable", porque los demás no nos "hacen nada", la culpabilidad es un sentimiento propio de cada uno y, si se siente, lo que debemos examinar es nuestra conciencia y el porque nos sentimos culpables.
    Referido al tema de la lactancia, no son las madres lactantes las que culpabilizan, sino, como tu bien has explicado, las madres que no lactan que se sienten inferiores... Ahí es donde tienen que reflexionar ellas y preguntarse porque se sienten culpables...las razones estna en su interior...
    Por otro lado, creo que todo es un problema social, en el que tendemos a huír de nuestros sentimientos y achacarlos a otros, para así quitarnos "un peso de encima", ya que, si el culpable es el otro, yo no tengo ninguna responsabilidad sobre esos sentimientos y, así, puedo quedarme compadeciendome en lugar de buscar en mi interior y seguir adelante....

    Uf, vaya rollo te he soltado...espero que se haya entendido lo que quiero decir...

    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, LadyA, creo que te he entendido perfectamente y me ha gustado mucho tu razonamiento de que la culpa es siempre un sentimiento interno que no depende de los demás... Porque por mucho que otros quieran, yo no me siento nada culpable por seguir amamantando a mis hijos.
      Luego ya las vendas que cada uno se quiera poner en los ojos o los balones que quiera tirar fuera ya son cosas completamente individuales.
      Un besote y muchas gracias por tu aportación. :D

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Otros post interesantes

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...