jueves, 13 de diciembre de 2012

Adiós bebé

Mi querido bebé:

Me gustaría poder decirte que el amor de una madre trasciende más allá de la vida y de la muerte, pero lo único que te puedo asegurar a día de hoy es que has sido amado, querido y deseado desde el momento en que apareciste en nuestras vidas en forma de rayita en un test de embarazo.

Sé que te acercaste a nuestras vidas a principio de año, pero aquello no cuajó y sentimos como una losa caía en nuestros corazones cuando nos dijeron que ya no estabas. Luego volviste y teníamos miedo. Miedo de gritar al mundo nuestra alegría demasiado alto y que te volvieras a marchar, miedo a que algo pudiera salir mal.

Pero el amor siempre vence todos los escollos y te veía feliz nadando en mi útero. Tan feliz, que esa felicidad era contagiosa y no dudé en decirle a tus hermanos que pronto te unirías a la familia. Su cara se iluminó al saberlo, e incluso Darío, orgulloso, ya planeaba algún hermanito más para todos. Una familia de seis le parecía una buena idea.

Todos y cada uno de estos días te he amado con locura. Tengo dos hijos, un marido maravilloso, amigas que valen un potosí y una vida que muchos envidiarían, pero el deseo maternal estaba ahí. Necesitaba ser madre de nuevo, porque me lo pedía cada célula de mi cuerpo. Por eso me has colmado de alegría y de ilusión desde el primer momento.

Cuando nos dijeron que algo no iba bien, sufrimos. No porque el sueño se hubiera roto o porque hubiéramos perdido la ilusión. Tu padre y yo sufríamos por ti. Nos apenaba pensar que estuvieras pasándolo mal. Que te aferraras a la vida y a los ténues latidos de tu pequeño y cansado corazón solo por hacernos felices. Yo lloraba por las noches pensando en mi bebito enfermo, intentando hacer aún más nutritivas y amorosas las paredes de mi útero, para que dibujaran ante tus ojos cerrados el paraíso que imagino para los dos. Un prado lleno de hierba verde y de flores de intenso color rojo en el que yo te abrazo y te mezo y tú me miras sonriendo, detenidos los dos en un instante congelado de conexión.

En ese paraíso nos imaginaba hoy cuando el ginecólogo me pedía que me relajase para poder insertar la aguja con la que sacar líquido amniótico de tu bolsa. Y ha sido quizás el momento más feliz en uno de los peores días de mi vida. El día en que me han dicho que tu cuerpo se agota, que no solo tu corazón se cansa, sino también tus pulmones, tus riñones... Que esa prueba que nos estaban haciendo tan solo serviría para descartar problemas en futuros embarazos, porque tu tiempo con nosotros está ya contado.

Me consuela saber que en tan corta vida has sido amado como si hubieras vivido una vida entera. Porque aunque no sé si el amor de madre trasciende más allá de la vida y de la muerte, sí que puedo decirte que tiene una propiedad mágica y prodigiosa que es la de estar en todos sitios, en todas partes y ser infinito. Nadie podría haberte dado más amor, nadie podría haberte querido más. Por eso me siento orgullosa como madre y estoy convencida de que este amor que siento por ti no se acabará cuando ya no estés con nosotros, sino que me acompañará el resto de mi vida.

Sé también que el amor de padre es fuerte y poderoso y estoy segura de que habrá traspasado el útero todas esas noches en las que tu papá reposaba su mano sobre mi vientre, como diciéndonos que estaba ahí para los dos. Sé que también habrás podido sentir la alegría, ilusión y amor infantil de Darío y Diana, los momentos en los que acariciaban la tripita de mamá o todos los planes que hacían para ti.

No sé cómo despedirme de ti. No sé si decirte adiós o simplemente pedirte perdón. Lo que sí sé es que durante estas tres últimas semanas he luchado por seguir sintiendo mi embarazo con ilusión, por seguir sintiéndote cerca. Y he sentido que estabas ahí y que me acompañabas, aunque estos últimos días me fallará la entereza y por momentos pensara en que ya te habías marchado. He logrado hacer de estas tres semanas 20 maravillosos días normales, con risas, con alegrías y con juegos, aunque por las noches me fallaran las fuerzas.

Me he sentido fuerte porque te he podido acompañar durante estos días tratando de no abandonarme a la tristeza y el estrés. Pero siento que ya no puedo más, y siento que tengo que dejarte marchar porque, incluso por momentos, entiendo que mis propios miedos son los que te mantienen aquí conmigo hasta que yo esté preparada para dejarte ir.

Por eso te digo adiós. Te digo adiós ahora para poderte transmitir todas estas cosas. Te digo adiós porque sé que es inevitable. Te digo adiós porque prefiero decírtelo de tú a tú que tratar de hacerte llegar este mensaje cuando ya te hayas marchado. Te digo adiós ahora porque todavía encuentro una entereza y una fuerza que seguro que ya no tendré cuando sienta mi vientre solo lleno de vacío, soledad y tristeza. Adiós, bebé. Te quiero, siempre te querré.

81 comentarios:

  1. Te quiero Eloísa, que ejemplo de mama. Eres maravillosa, todos tus hijos son afortunados de tenerte como mamá. Besos bonita

    ResponderEliminar
  2. No hay nada que añadir. Eres una madre increíble!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Se suele decir que todas las despedidas son tristes pero creo que sólo quien haya pasado por lo mismo que tú, puede alcanzar a comprender cuán dura y difícil es ésta. Todo mi cariño y mi amor preciosa y un abrazo fuerte fuerte.

    ResponderEliminar
  4. Querida Eloisa, siento en el alma esta terrible pérdida. Un abrazo enorme y espero y deseo que pronto puedas superar esta situación. Besos y muchos ánimos

    ResponderEliminar
  5. Elo amor, bebé volverá... Y el mundo volverá a girar, el sol volverá a brillar y mientras tanto... Nos tienes cerca en vuestra oscuridad.
    Un fuerte y gran abrazo

    ResponderEliminar
  6. Elo amor, bebé volverá... Y el mundo volverá a girar, el sol volverá a brillar y mientras tanto... Nos tienes cerca en vuestra oscuridad.
    Un fuerte y gran abrazo

    ResponderEliminar
  7. Eres esa gran mujer que he tenido la suerte de conocer. Te compaño en tu dolor y yo también le digo adiós, porque yo también le quise, porque yo también le quiero, porque te quiero a ti. Eres puro amor y así estoy segura que se lo has demostrado.

    Estoy aquí para lo que necesites. Te quiero mi niña. Besitos

    ResponderEliminar
  8. Es tan dificil decirte algo en estos momentos. Con lagrimas en los ojos te digo que te quiero, que os quiero y a ese bebe tambien.
    Estaremos ahi para lo que quieras. Un beso

    ResponderEliminar
  9. Lo siento muchísimo. Es una de las cosas más duras que pueden ocurrir en la vida. Espero que os podais recuperar pronto. Con todo el amor que hay en tu hogar, seguro que así será.
    Recibe todo mi cariño. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  10. Querido Elo, sí, el amor de madre puede trascender más allá de la vida y de la muerte, el amor de madre es pura magia porque es amor sin límites. Tu pequeño ángel siempre estará contigo y tu siempre estarás con él. Estaréis conectados, por siempre, no lo dudes ni por un momento. Te abrazo amiga, un beso.

    ResponderEliminar
  11. No me imagino un amor ni un dolor más grande que el tuyo.
    Él volverá, estoy segura. Y esta vez si, le darás todos los besos que has imaginado para el.
    Sin palabras...
    Te queremos, preciosa.

    ResponderEliminar
  12. Yo no sé que decirte,las palabras sobran,saber que estamos cobtigo,con toda tu familia,ese bebé está en nuestra mente,en nuestro recuerdo, mientras siga ahísiempre existirá. Muchos besos

    ResponderEliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. No sabes cuanto te entiendo, hace poco más de un mes he pasado por algo parecido y perdí a mi niñita a las 21 semanas de embarazo. Todavía hoy me cuesta respirar cuando lo pienso. Mucho ánimo es lo único que puedo decirte. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. No nos conocemos, Elo, ni he pasado nunca por lo mismo que tú, pero te comprendo como madre ,de algún modo, tu situación. Siento mucho tu pérdida. He llorado como una niña leyendo tu post lleno de amor incondicional, ternura y valentía. Pido a Dios que te siga dando fuerza para superar esta difícil situación. Estoy contigo, guapa.

    ResponderEliminar
  16. Lo siento enormemente Elo por todos vosotros se que no hay palabras que consuelen ahora .....se lo duro que puede llegar a ser .Mucho animo para todos.Un abrazo muy fuerte para ti

    ResponderEliminar
  17. Es muy duro. Justo hoy pensaba escribir sobre eso en mi blog. Mi segundo bebé tampoco salió adelante y mi consuelo fue pensar en mi hijita, la que estaba conmigo y a la que podía y puedo disfrutar cada día. El vacío del segundo siempre estará pero la alegría de la primera y de la tercera que viene en camino, empañan gracias a Dios esa pérdida. Hay que reponerse por ellas. un beso y sigo llorandoooo

    ResponderEliminar
  18. NO te suelo comentar, soy una lectora en la oscuridad pero me he sentido muy identificada contigo por la situación que has vivido. He tenido tres abortos desde que nació mi primera y única hija. Y sí, es incríble cómo sin haber nacido o, como en mi caso, incluso saber que estaban ahí, uno puede llegar a quererles tanto.
    Espero que encuentres consuelo en tu familia y que, igual que me pasó a mi, disfrutes y aprecies mucho más los momentos con tus hijos y tu marido.

    ResponderEliminar
  19. He aprendido mucho de ti. Y me queda seguir aprendiendo, de tu entereza, tu ternura, tu valentía. Del amor que desprendes por cada uno de tus poros.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  20. Escribir es vaciar el alma.
    Gracias por enseñarnos que los hijos trascienden en esta vida y sólo me queda enviarte un abrazo fuerte a tu alma y un beso grande a tu bebé.

    ResponderEliminar
  21. Un abrazo muy apretado para toda la familia.

    ResponderEliminar
  22. LLoro leyéndote porque entiendo tu dolor, tu despedida...es tan triste despedirte de tu hijo todavía con vida a sabiendas de que no vivirá, nunca estás preparada para algo así, y a pesar de todo, lo estás haciendo muy bien, estás llenando la corta vida de tu hijo de amor, que mas importa?

    He pasado por donde tu estás pasando ahora mismo, te ofrezco mi humilde ayuda para lo que necesites, un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Joder, sin palabras, sólo te dirè que te mando un abrazo enorme !!

    ResponderEliminar
  24. me he quedado sin palabras.... Ten seguro que tu amor le ha llegado en todo momento. Y seguro que Bebé volverá, y será para quedarse! Mucho animo!

    ResponderEliminar
  25. Eloísa hace dos años pasamos por lo mismo que tú.
    Te entiendo perfectamente, mi bebé nació vivo y vivió sólo quince minutos, ¡¡¡toda una vida!!! Estuvimos mi marido y yo con él en brazos durante horas, pudimos olerlo, cogerlo, acariciarlo, despedirnos de él. Vivió una vida cortita, pero llena de amor.
    Es muy duro lo que estás viviendo, pero aprovecha cada minuto que te quede para mandarle tu amor, para contarle lo triste que estás, tus miedos, disfrutad de vuestra compañia el tiempo que os quede, aprovechaaaaa. Yo lloraba y lloraba y lloraba, pero como tú también tenía esas fuerzas que me hacían seguir adelante.
    Tienes razón, mi hijo se fue el día en el que yo me "abandoné".
    Te dejo mi correo por si me quieres escribir para lo que sea:
    nazcaurpi@hotmail.com
    Esta es la historia en la que conté todo mi embarazo, el nacimiento y la muerte de nuestro pequeñín, quizá te pueda ayudar:
    http://paideiaenfamilia.blogspot.com.es/2010/11/cuando-un-hijo-se-va.html

    Un abrazo fuerte, fuerte.

    ResponderEliminar
  26. Buffff lo siento mucho preciosa. Se me han saltado las lagrimas. Estas palabras de amor le han llegado plenamente. Un fuerte abrazo familia

    ResponderEliminar
  27. No hay palabras que te sirvan de consuelo, tu manera de decir adios bebe me ha emocionado, no llego a imaginar tu dolor, pero si de algo sirve seguro que tu bebe volverá, porque sólo con el cariño que le demuestras te lo mereces. Besos a toda la familia

    ResponderEliminar
  28. querida hija siento mucho todo lo que te esta pasando sabes que todos queremos mucho a ese bebito tambien sabes que soy de pocas palabras pero queria decirte que te quiero mucho que estoy contigo que llevo un dia fatal solo de pensar como estaras y como estareis todos u beso muy grande te quieromucho os quiero a todos

    ResponderEliminar
  29. Animo guapa!No tengo palabras que te puedan consolar...solo que sè como te sientes y que volveras a sonreir.Aqui me tienes para lo que quieras...reir,llorar,acompañar.
    Te quiero mucho Eloisa pues eres una gran mujer con un gran y generoso corazon.

    ResponderEliminar
  30. Lo siento, de corazon. Te envio todas las fuerzas de animo para que podais superar este momento. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Lo siento muchísimo, un abrazo fuerte con todo nuestro cariño para todos vosotros.

    ResponderEliminar
  32. Sin palabras y tremendamente emocionada.

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  33. Hace poco he sufrido una pérdida, has descrito todo lo que sentía pero no he podido escribir...
    Te mando un abrazo muy fuerte.

    Verónica

    ResponderEliminar
  34. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  35. Lo siento mucho, no se me ocurre nada más doloroso, nada más triste. Mucho ánimo, y un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  36. Lo siento muchísimo, un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  37. :( nose que decir...

    Un fuerte abrazo y muchos animos

    ResponderEliminar
  38. Con lágrimas en los ojos te doy mi ánimo y fuerzas para salir adelante. Sólo alguien que pase por esto sabe lo que es, lo duro que es pasar por esta situación, pero tus dos hijos te necesitan ahora más que nunca. Un abrazo!
    Tus palabras son maravillosas.

    ResponderEliminar
  39. Elo, me tienes en el trabajo aguantando las lágrimas.
    QUé carta más preciosa y triste a la vez! Es enternecedora y más leyendola embarazada,pensando que m epodía pasar algo asi y que por suerte de momento ha ocurrido.
    No tienes que decirle mucho más a bebé ni despedirte,ya lo has hecho de la mejor manera.

    Besiños y abrazos fuertes.

    ResponderEliminar
  40. Lo siento muchisimo Elo, te queremos y te arropamos.

    ResponderEliminar
  41. Espero que no te importe, Elo, que te dedique unas palabras. Estoy llorando como muchas otras personas que han leído tu entrada, y lloro por ti, por mí y por tantas que vivirán en su vida algo parecido. Pero lloro de emoción, de ver cómo una madre puede derrochar tanto amor y tanta valentía en unas cuantas líneas, y si me permites me quedo a seguirte, porque sé que con la misma sensibilidad y fuerza pronto nos contarás momentos más felices.
    ¡Mucha fuerza!

    ResponderEliminar
  42. Es increíble que tu despedida sea a la vez triste y reconfortante. Porque muestras tanto tanto amor que me siento conmovida y maravillada. Tu bebé ha tenido la mejor madre y la mejor despedida. Mucho ánimo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  43. Creo que has plasmado una despedida bellisima, que el secreto de la felidad es estar rodeado de amor, que tu y tu familia lo transmitis y así por corta qeu sea su existencia habra merecido la pena. Te mando un fuerte abrazo, eres una madre maravillosa, seguro tu angelito así lo habra sentido, no me queda la menor duda, un fuerte beso.

    ResponderEliminar
  44. Lo siento mucho, cielo.
    Algún día, tu bebé regresará contigo, no lo dudes.

    ResponderEliminar
  45. Un abrazo con admiración y cariño ¡¡¡Eres muy valiente!!!

    ResponderEliminar
  46. lo siento infinito.....te acompaño en tu pena...Conchi

    ResponderEliminar
  47. Lo siento mucho elo en estos momentos laS palabras sobran, sólo decirte q animo e intenta seguir adelante por diana y Darío un beso enorme y un abrazo pa los cuatro

    ResponderEliminar
  48. pienso en que decirte y no me salen palabras... solo se que eres una mami muy valiente, una luchadora, nunca e sufrido una perdida asi, pero veo a mis hijos y no podria imaginar el dolor de perderlos... te envio mucha fuerza para que puedas sobrellevarlo mejor, apoyate en tu familia ahora los vas a necesitar... un abrazo guapa.

    ResponderEliminar
  49. Eloísa, nada más que te quiero, corazón...

    ResponderEliminar
  50. Qué triste, tristísima, pero hermosa carta de amor. Que infinito es el amor.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  51. Nada puede consolarte ante esto....pero transmites tanto amor en tus palabras que no me cabe la menor duda de que tu bebé ha sido inmensamente amado. Un abrazo apretado y mucha fuerza para sobrellevar este momento. Tu bebé estará contigo siempre. <3

    ResponderEliminar
  52. Un fuerte abrazo. Pensaré en vosotros.
    Laura

    ResponderEliminar
  53. Entiendo perfectamente tus palabras y tus sentimientos. Es verdad que consuela saber que mientras tu bebé estuvo aquí fue amado, y que fuieste y serás la mejor madre para él.
    Mucho änimo y mucha fuerza

    ResponderEliminar
  54. Lo siento de todo corazón. No tengo palabras para escribir que puedan consolar vuestro dolor y me encantaría tenerlas.
    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  55. Querida Eloisa,

    No he pasado por esta situación pero sí por otra donde el sufrimiento y el dolor tenían mucho peso. Sólo decirte que el no tomar parte y el abandonarte es lo que me ayudo y me dio paz, te lo digo desde el respeto y el cariño. Tus palabras están cargadas de tanto sentimiento que ese hilo que os une está muy sellado.
    Un abrazo enorme.
    Maribel.

    ResponderEliminar
  56. Muchas gracias por compartir tu ilusión por la vida con nosotros, tal y como lo demuestras en este blog. Estoy segura que tu bebé puede sentir en tu manera de llevarlo todo, la fuerza, el calor, el amor y la ilusión que tenéis por él... es lo único que necesita. Y vivirá una vida plena en ese amor que tú, tu marido y sus hermanitos le transmitís.
    Es precioso ver el valor de una vida humana reflejado en esta experiencia que compartes con nosotros. Dios es el autor de la vida y nosotros, sus meros colaboradores. Felicidades, papás, que reflejáis en este amor por vuestro hijo, el Amor de Dios. Es todo un canto a la esperanza, en medio del dolor.

    ResponderEliminar
  57. Un abrazo enorme Eloisa, para tí, para tu pequeñín antes de irse y para toda la familia. :,( mucho cariño

    ResponderEliminar
  58. te mando un abrazo muy fuerte y mucho ánimo, para que tú corazón vaya sanando poco a poco.

    ResponderEliminar
  59. Se me rompía el corazón mientras te leía, ahora no puedo dejar de llorar, nadie que no haya pasado por esto sabe el dolor que se siente. Tus palabras están llenas de amor. Te mando un gran abrazo

    ResponderEliminar
  60. Ha cumplido su misión de dar amor, y estará bien donde esté.

    ResponderEliminar
  61. Te abrazo muy fuerte a la distancia!
    Sabé que en este momento estoy pasando por lo mismo... y a pesar de tener dos hijas preciosas, hay días que me embarga la tristeza y no encuentro consuelo.
    Ojalá salga el sol para nosotras, y para todas las que hoy vemos el cielo gris.
    Fuerza!

    ResponderEliminar
  62. Lo siento elo yo pase x eso ace 5 años y traia mellizos

    ResponderEliminar
  63. Querida Elo:

    Llevo intentando responderte dos días sin éxito. No consigo poner en mis dedos palabras de consuelo que funcionen siquiera un poquitito, así que me limitaré a enviarte un gran abrazo.

    Besos llorosos,
    Lady Vaga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eloísa: siento mucho lo que estás pasando. Nadie que no haya pasado por tu situación sabe de tu dolor. A una amiga mía sí que le ha sucedido lo mismo que a tí con su bebé. El bebé llegó a nacer, vivió unos minutos y se pudieron despedir de él y darle todo el amor de sus padres. Esto les dió mucha paz en sus corazones, dentro de su gran tristeza. Un abrazo para los dos y para el resto de la familia.

      Eliminar
  64. Lo siento mucho Elo, estas cosas no deberían pasar, pero pasan por desgracia.
    te mando un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  65. Eloísa,
    Me han hablado de ti y de ese hijo que esperas, cuya lucha parece perdida. Pertenezco a un grupo de oración y todos hemos rezado por ti y por el niño. Si todavía está en tu seno, dale una oportunidad. A veces la vida pende de un hilo, pero pende y logra salir adelante. La vida es un milagro - no tiene porque pasar,pero pasa. La ciencia es limitada y muchas veces se asombra de que sus predicciones no se cumplan; se olvidan de que hay un Dios por encima, que la ha creado, y que dispone. Él siempre dispone. Espera, espera. Hay un salmo que a mí me fortalece en mi debilidad y que comparto contigo "Espera en Dios, que volverás a alabarlo".
    De todas formas decirte que la amniocintosis es peligrosa, causa abortos, y sólo se hace para inducir a abortar. Continúa luchando tú también. Luego, la Voluntad de Dios se impondrá pero Él nos quiere buenos soldados.

    Con mucho cariño, Mª del Pilar - desde España

    ResponderEliminar
  66. Eloisa, un abrazo fuerte para ti y tu familia.

    ResponderEliminar
  67. Mil besos para ti y toda la familia Eloisa

    ResponderEliminar
  68. yo no se como despedirme de mi bebe..... tenia 14 semanas de embarazo, fue muy dificil porque el y yo sufrimos mucho, al final no se pudo hacer nada y se fue, no puedo despedirme de el.
    solo tengo a mi familia de apoyo y trato de sentirme bien pero es muy dificil, yo le prometi a mi pequeño que no lloraria, que seria fuerte, pero ver a su padre me resulta imposible, me pone toda triste, por eso nos separamos.
    mi familia me anima, pero siento que debo despedirme y ni se como, quisiera que siga aqui, conmigo, seria tan feliz con mi bebe, pero debo aceptar que ya no esta.....
    ayudenme a decirle adios

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola:

      Para poder decirle adiós primero tienes que reconocerle, darle ese nombre, reunir esos recuerdos suyos, aceptar que creció y vivió en tu vientre y, sobre todo, ser consciente de todo lo que amaste a tu bebé durante esas 14 semanas en las que os amasteis y vuestros caminos se juntaron.

      Para decir adiós y aceptar es importante saber que tu hijo se llevó un trocito de su corazón, pero te dejó algo del suyo a cambio. Para decir adiós es importante que tu pequeño tenga su lugar en la familia y que llores todo lo necesario, pues las lágrimas son un bálsamo para tu espíritu y un homenaje imprescindible para ese pequeño que nación, vivió, habitó en tí y murió.

      Espero haberte ayudado y que poco a poco vayas construyendo tu duelo.

      Un abrazote.

      Eliminar

Otros post interesantes

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...