viernes, 28 de diciembre de 2012

Felicidades, África, por tu lactancia inducida

Tenía varios post pensados para cerrar el año. Alguno puede que caiga el lunes, pero hoy os quiero contar una historia que me ha alegrado tremendamente el día, una historia de superación, de lactancia, de las que a mi me gustan. Y, además, he tenido oportunidad de vivirla en tercera persona y muy cerquita.

Se trata de la historia de África, una mamá, que ya era toda una mamá cuando se acercó al grupo de lactancia para contarnos que iba a ser mamá de un bebé adoptivo y que quería inducirse la lactancia para poder darle el mejor alimento posible desde el primer día.

He de decir que mi labor como asesora de lactancia ha sido fácil y sencilla desde el primer día. Puramente la de apoyo entre madres, la de felicitarla por su decisión y animarla a seguir adelante. Le expliqué a grandes rasgos el proceso:
  • Todas las mujeres pueden dar el pecho, incluso sin haber estado embarazada. Simplemente la estimulación del tejido mamario mediante la succión, es suficiente para poner al pecho a trabajar.
  • Su principal baza a favor es que ya había estado embarazada. El tejido mamario se desarrolla en cada ciclo menstrual, pero el mayor crecimiento se produce durante el embarazo. Lo que su cuerpo ya había puesto en marcha una vez, lo podía recordar con más facilidad.
  • Su principal baza en contra era la persistencia y convencimiento necesario para afrontar un proceso largo y agotador hasta obtener las primeras gotas de leche. Y es que es necesario estimular el pecho con un sacaleches tan a menudo como sea posible para que todo el proceso de producción láctea se ponga en marcha.
Pero África estaba convencida de sobra, ya había leído al respecto y el apoyo y admiración del resto de las mamis del grupo solo sirvieron de acicate para convencerla de lo acertado del camino que ya había emprendido.

Iniciando la lactancia inducida
Convinimos juntas esperar a que su posición en la "lista de espera" fuera más avanzada para comenzar el proceso. Yo le insistí muchas veces en que una lactancia inducida era una "carrera de fondo" y más que un "sprint", era importante mantener el esfuerzo. Comenzar demasiado pronto podía llevar al fracaso por agotamiento.

En julio, África inició el proceso. En el Instituto Madrileño de la Familia le adelantaron que ya le quedaba menos y se puso a trabajar. Yo le ofrecí una pauta de extracciones cada tres horas y al menos una nocturna para estimular el ciclo de la prolactina (las extracciones nocturnas son muy importantes). No había prisa, su bebé estaba en camino pero no a la vuelta de la esquina, pero yo insistía en que no era necesario aumentar a extracciones cada dos horas o aumentar las nocturnas.

Aún así, África, entusiasta, empezó con un ritmo a la medida de su convencimiento. El sacaleches se convirtió en su mejor compañero. Un sacaleches doble eléctrico de Medela, que supuso una gran inversión, pero que resultó un aliado a la altura de las circunstancias. Un sacaleches doble permite estimular los dos pechos a la vez, logrando mayores picos de estimulación y acortando el tiempo necesario. Al ser eléctrico, por otro lado, buscábamos algo que fuera cómodo y que le permitiera ver la tele, por ejemplo, o cualquier otra actividad mientras realizaba las extracciones.

Las primeras gotas
Le costó unas tres semanas ver las primeras gotas manchando el embudo del sacaleches, pero estaba concienciada de que el proceso iba a ser lento, ya lo habíamos comentado en repetidas ocasiones. Había momentos de dudas, pero esperábamos. Era su carrera de fondo y yo no dejaba de sentir que era un poco también mi carrera de relevos junto a ella, porque a veces una pequeña palabra de ánimo era suficiente para recomponer toda su determinación.

Pero el premio estaba a la vuelta de la esquina y, apenas una semana después, comenzó a "llenar" sus botecitos. 10 ml dieron paso, poco a poco, a 20 e incluso 30 mililítros de leche materna. Oro líquido para un bebé que todavía no había nacido.

Al poco tiempo África ya tenía problemas para almacenar tanta leche en su congelador y decidió hacerse donante de un banco de leche. Una mamá que no solo buscaba lo mejor para su pequeño y ya lo amaba tremendamente a pesar de no conocerlo, y además tan solidaria como para ofrecer el fruto de sus senos a los bebés más necesitados.

La recompensa
Y, finalmente, hoy África se ha reunido con su esperado bebé. Y las noticias que me llegan no podían ser más alentadoras, ya que ese pequeño, con apenas 7 días de vida, se "agarra como un campeón" en palabras de su propia madre. Una mujer cuyo amor no solo fluye en forma de leche a través de sus pechos, sino también en forma de las lágrimas de felicidad que derrama al ver satisfecho su deseo maternal.

Estoy segura de que esta lactancia no es solo lo mejor para ella y para su bebé, sino también lo mejor para esa diada, ya que la oxitocina fluye a chorro por las venas de África, gracias a su lactancia inducida, favoreciendo así el necesario vínculo con su bebé.

África, enhorabuena, felicidades. Eres todo un ejemplo de constancia, superación, amor y empatía. Te mereces todo lo bueno que está por llegar. Por mi parte, quitarme el sombrero y agradecerte el aprendizaje que hemos hecho juntas durante estos meses. 

59 comentarios:

  1. Felicidades a África y al papá ♥♥♥
    Conocerla y saber de su historia fue muy emocionante y me alegro taaaatno que por fin tengan a su bebé con ellos :-)
    Y sobre todo, sobre todo: FELICIDADES a ESE BEBÉ
    ♥♥♥♥♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese bebé es el principio y el final feliz de esta historia. Ha tenido una madre biológica generosa para darlo en adopción y una madre adoptiva leona, luchadora, empoderada y apoyada por un papá ejemplar. No se puede pedir un principio mejor. Su historia será una historia plagada de amor, estoy segura.

      Eliminar
  2. Me has hecho lagrimear emocionada. Qué GRANDES somos las mujeres. Felicidades a esa familia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grandes y madres son sinónimos en este caso. Y lo mejor de África es que empezó a ser madre mucho antes de conocer a su bebé. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Conocì a Africa en Bioultura y me conmovió su historia. Tenía una gran seguridad en sí misma y rezumaba poder. Es sin dud un ejenplo de perseverancia y generosidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mejor de todo es su humildad y su convencimiento. Es una mujer que se merece todo lo bueno que está por llegar.

      Eliminar
  4. Qué historia más bonita y qué final tan conmovedor. Me alegra que pudieras ser testigo de ello.

    Besitos para África y su bebé

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Testigo del final feliz he sido hoy. La verdad es que ayer lo leía por Whasapp y no daba crédito. Ha sido como el encuentro de dos almas predestinadas. Es un bebé hermoso para una familia hermosa.
      Un abrazote.

      Eliminar
  5. Que grande esa mujer!!!!que grande es el amor de madre!!!las mujeres y su revolución pueden cambiar el mundo,África lo está haciendo!felicidades a raudales para esa familia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego es una revolución silenciosa, la revolución del amor y la revolución maternal, escapando de los roles que heredamos e imponiendo nuestras propias conviciones... siempre desde el amor. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Una historia preciosa! Me ha emocionado.

    Muchas felicidades a África y su bebé por esa lactancia.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad, Carol, es que este tipo de historias nos tocan la fibra sensible. Y más todavía cuando somos mamás y cuando, como en tu caso, también has tenido tu porción de lucha por la lactancia.
      Un besote grande.

      Eliminar
  7. Joé, la piel erizada y los ojos empañados por la emoción que me transmite...Esta frase es tan linda: " Una mujer cuyo amor no solo fluye en forma de leche a través de sus pechos, sino también en forma de las lágrimas de felicidad que derrama al ver satisfecho su deseo maternal".ES PRECIOSO!!! Enhorabuena a África y su papá y al afortunado bebé... todo un ejemplo de perseverancia, fe y amor incondicional <3

    Repito que salió "anónimo" y no me gustó verlo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Inés. La verdad es que es una "emoción" de la buena, de la que nos reconcilia con la humanidad ;-) Un placer poder compartirlo con vosotras.
      Un abrazote.

      Eliminar
  8. Uf, qué historia, cuánto amor, cuánta felicidad. ¡Sois grandes! Enhorabuena a esa familia tan maravillosa. Gracias Elo por contarnos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora son ya una familia en toda regla y no ha podido llegarles en un momento más apropiado. Yo soy una mera cronista ;-)
      Un besote.

      Eliminar
  9. He llorado de emoción al leerlo... y me he sentido poderosa y agradecida de ser mujer! Jajaja. Que historia más maravillosa, con dos mujeres increíbles, esa madre por hacer esto posible, y tu por ayudarla. Y como me alegro de que ese bebe haya caido en una familia como la que tiene. Como es la naturaleza, cada día me maravilla más... Muchas gracias por compartir esto Elo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verosa, la lactancia es una función robusta, la naturaleza viva abriéndose camino y garantizando la supervivencia del ser humano. La verdad es que el bebé ha nacido con estrella y para mi es un placer poder compartir esta historia. Un besote.

      Eliminar
  10. Africa, Salva y el pequeño Efrain!!! que alegria y a la "tia Eloisa" gracias y enhorabuena por ayudarles!!! Tengo el placer de ser amiga de la familia y se lo importante que es para ellos lo que estan viviendo. Doy gracias a Dios por la perseverancia de Africa y la generosidad de Salva ayudando en lo que el podia!!! Efrain no puede tener unos padres mejores! Os queremos! Gracias Eloisa por tu labor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja... Lourdes, me encanta que me hayas nombrado "tía" honoraria. Hoy he podido verlos y la verdad es que África está completamente puérpera y enamorada de su bebé. Un lujo ser testigo de esas miradas. Y Salva está hecho todo un padrazo. Efrain es un bebé afortunado. Un besito para tu gran familia.

      Eliminar
  11. Me he emocionado al leerlo! Me alegra ver como hay gente con tanto amor y generosidad, enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo cada día estoy más convencida de que para que el amor anide y germine, solo hay que estar abierta a él... Y el deseo maternal nos convierte en tierra abonada para que florezca el amor... Tan solo el deseo maternal, y África nos lo ha demostrado de sobra. Un abrazo, Raquel.

      Eliminar
  12. Que lagrima se me acaba de deslizar!!! cuanto amor...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un privilegio poder ser testigo de luchas con una recompensa tan bonita como esta. Un abrazote.

      Eliminar
  13. Conocí a África en el grupo de madres y simplemente me llenó de orgullo que exista gente así. Felicidades por todo tu trabajo y por la gran recompensa. Disfruta de todo lo que te aportará la lactancia materna, bienvenida al club! un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que volverás a ver a África por el grupo. Un saludo y ¡Felices Fiestas!

      Eliminar
  14. Uau! Muchísimas felicidades a África por esa perseverancia y confianza en sí misma. Felicidades a ti por acompañarla y ayudarla a conseguir su deseo. Felicidades también al bebé por haber caído en esta familia y felicidades al padre por el soporte que seguro que ha dado en todo este tiempo (y lo que queda!).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que esto es lo que los anglosajones llamarían "a win-win situation". Una situación en la que ganamos todos. Yo me siento muy afortunada por haber podido ayudar a África, ella está encantada con su bebé y con su lactancia, el papá también es todo un ejemplo de entrega y dedicación y ese bebé también ha nacido marcado con una estrella.
      Un abrazote y ¡Felices Fiestas!

      Eliminar
  15. Wooowww, felicidades a ti, a Africa y a su bebe. que historia tan maravillosa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es una historia llena de esperanza y de ilusión, que se ha hecho realidad en unas fechas tan mágicas como estas. ¡¡¡Doblemente especial!!!

      Eliminar
  16. esto es una leccion para tantos incultos que dicen q los hijos q no se ha parido no se quieren igual......
    Africa aun sin conocerlo ya lo ha querido....q mejor muestra de sacrficio por su futuro hijo...y al fi...la mejor de sus recompensas...tu bebe en tu tetita....aaaiiixxxx
    un beso a todas las mamás de leche!!!!!!!!!!!!!!
    Erika

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Sacrificio? No creo que inducirse una lactancia sea un sacrificio, igual que no lo es gestar y parir a tu hijo. Es algo que se hace desde el convencimiento y produce las mismas satisfacciones que quien escala una montaña. Los montañeros no lo hacen por sacrificio. Es que cada poro de nuestro cuerpo nos lo pide. Lo que sí te puedo confirmar, Erika, es que África ama profundamente a este niño. Tanto o más que si lo hubiera gestado y parido.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Felicidades y gracias por el post. Tardó sólo un mes en tener leche?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tardó unas tres semanas en tener las primeras gotas y tan solo una semana después empezó a tener suficiente como para almacenar, aunque la producción fue aumentanto poco a poco. Lo más complicado es empezar a "ver" leche ;-)

      Eliminar
  18. Enhorabuena África!
    Tuve la suerte de conocer a esta mamí en un taller con Noemí en "Oh La Luna" y me quedé alucinada con su fuerza de voluntad...y por ese apoyo incondicional de su pareja, enhorabuena por vuestro bebé!!
    Eloisa como siempre gracias por tu blog, te leo mucho....Besos! Laura (Mamá de Carlos, Taller Juego en Familia)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es un placer seguir un camino que te permite encontrar mujeres de la talla de África. Gracias por esos Besos que me mandas, Laura. ¡¡¡Felices Fiestas!!!

      Eliminar
  19. Enhorabuena!!!
    Es maravilloso el poder la mujer!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Sara, el cuerpo humano es sorprendente y la lactancia materna una función sólida y robusta. Pura supervivencia ;-)

      Eliminar
  20. Qué emocionante! La inducción la hizo sólo estimulándose o también tomó algún tipo de galactogogo? Siempre había oído que la inducción necesitaba de galactogogos (además de estimulación) para llevarse a cabo y realmente sería estupendo leer que no siempre es así!
    Gracias por compartir la historia! Y felicidades a Africa y a su bebé!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola:
      Los galactogogos pueden ayudar cuando al menos hay algo de producción y las hormonas están empezando a trabajar. Hubiéramos valorado usar galactogogos si la inducción no hubiera ido tan bien y si en el momento de la llegada del bebé la producción hubiera sido insuficiente.
      Lo que se usa en muchos casos es una terapia hormonal para inducir un estado "similar al del embarazo en la madre" y para que luego, al retirarlo, el cuerpo trabaje más activamente hacia el inicio de la lactancia. Pero realmente no hay evidencia científica concluyente que demuestre la validez de este tratamiento hormonal, así que empezamos a pelo para ir valorando como evolucionó la situación.
      Lo mejor es que la madre disponía de toda la información y estuvimos de acuerdo en iniciar la inducción simplemente con la estimulación. Y ¡¡¡Funcionó!!!

      Eliminar
  21. Genial, Eloisa, siempre he pensado que en algunas ocasiones podía funcionar el ir a pelo. Sé que si no hay avance, los galactogogos son un empujón, pero me emociona leer que el cuerpo humano es un gran sabio y que sabe y puede hacer las cosas por sí mismo. Es cuestión de apoyo, información y confianza!
    Mil gracias!

    ResponderEliminar
  22. Ay madre mi me emocionado con este articulo pero mas con los comentarios ke haceis sobremi y mi familia.Estamos Salva y yo a moco tendido.Hoy mi bebe nos deja na de tiempo..le tengo aqui en.mi regazo postmamada extasiado.Algun dia a traves de esteblog escribire mi experiencia desde el princio.
    Dar las gracias a mi Elo angel de la guardia en toda estaaventura..a todas las mamis ke he encontrado en este camino y k me han aportado tanto.A mi fiel esposo k tanta paciencia y apoyo me da(cuantas noches se fue a dormir solo pues me tocaba estimularme hasta lastantas)a mi duegra k aposto por kerer darle lo mejor a su nieto regalandome el dacaleches mscaro del mercado..pero sobretodo a Dios k me creo asi de persistente y me regalo este amor hacia mi hijo.Y graciad a mi hijo por habermeme aceptado desde el minuto1 de encontrarnos..por haberse aferrado a la vida en la figura de estos pechos...
    Me siento tan plena,tan completa y feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enhorabuena África, ya lo he dicho en un comentario general pero me apetecía decírtelo directamente a ti. Me parece maravilloso lo que has hecho y para mí significa mucho. Soy hija adoptada y sé que si mi madre hubiera tenido la mínima sospecha de que podía hacerlo, lo hubiera hecho. Pero en aquella época ni se lo planteó a pesar de lo cual se dejo llevar de su deseo maternal mucho más de lo que estaba realmente permitido en la época. Creo que este tema sigue siendo hasta cierto punto "tabu" en el mundo de la maternidad adoptiva, y tu testimonio es muy importante para que las madres lo conozcan y se planteen la lactancia con confianza y seguridad. Anímate a escribir tu testimonio, por favor, lo espero emocionada.

      Eliminar
  23. Guuauuuu, IMPRESIONANTE, no conocía esta posibilidad, cuanto amor, que bonito, lo que la naturaleza no logre... Le deseo todo lo mejor a África y a su bebe

    ResponderEliminar
  24. Que maravilloso testimonio Eloisa. Locompartoen el muro de La voz de los Adoptados porque creo que es necesario informar a las futuras madres adoptivas de que esto es posible!!!!!! Enhorabuena a Africa por el éxito conseguido tras tanta determinación, constancia y esfuerzo y a ti por tu asesoramiento imprescindible.

    ResponderEliminar
  25. Qué historia tan preciosa, enhorabuena a esa madraza y a ti pos tu asesoramiento :) qué papel tan importante estás teniendo en la vida de ese bebé :)

    ResponderEliminar
  26. Mi mayor sonrisa para áfrica y su pequeño y enhoravuena por tu labor con ella y los demás. No tenía ni idea de que existuera la lactan ia inducida... Gracias!

    ResponderEliminar
  27. Escribo alucinada desde mi total ignorancia respecto a este tema. Me parece precioso, maravilloso. Muchísimas felicidades a África por su éxito tras su perseverancia y felicidades a madre e hijo por ese vínculo especial que podrán establecer.
    Y gracias a ti por enseñarme, entre otras cosas, la existencia de la lactancia inducida!

    ResponderEliminar
  28. Creo que si tengo problemas, ya sé a quién acudir ;)

    Interesante post.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  29. El tema de la lactancia inducida me apasiona, he leído mucho sobre el tema, investigado e incluso escrito :) Ha sido una pasada leer esta historia, gracias por compartirla :)

    ResponderEliminar
  30. Gracias por compartir esta hermosa historia. Felicidades a África por su determinación, felicidades al bebé por recibir el mejor alimento de su madre.

    ResponderEliminar
  31. Hola, Eloísa:

    Soy Zule, una de las colaboradoras del blog de Sina.

    Hemos leído tu entrada sobre la inducción de la lactancia de África y nos gustaría publicarla en nuestro blog. Por supuesto, citaríamos la fuente y enlazaríamos el artículo.

    Nos parece importante que historias como la de África se difundan a través de la red, no sólo por lo emotiva que es, sino porque muchas madres tienen que ver que si se quiere y se busca el apoyo y la información necesarios, se puede.

    Quedo a la espera de tu respuesta.

    Un saludo,

    Zule

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Zule:

      Yo encantada de que la reproduzcáis, citando la fuente y enlazando.

      También os agradecería que me avisárais cuando lo publiqueis para darle yo también difusión.

      Un saludo,

      Eloísa

      Eliminar
  32. Llorando me tiene esta historia de puro amor. No puedo más que compartirla, blog, face, twitter...si todos fuéramos capaces de poner tanto amor en todo lo que hacemos...
    Un beso

    ResponderEliminar
  33. Enhorabuena a África, pasé por una experiencia similar y sé muy bien lo que es... Al final ella ha conseguido dar solo leche materna o necesita suplemento? En mi caso, no consegui quitar los suplementos, pero sí que es una experiencia dura y maravillosa a la vez. Felicidades a la família!

    Alessandra (mamá de Izan)

    ResponderEliminar
  34. Hola Alessandra mama de IZAN..Que alegria encontrarte en este blog.Una de las lactancias inducidas que lei y me animó fue la tuya.Contarte que ya mi niño ha hecho un mes y seguimos con lactancia completa exclusiva...o sea no hemos necesitado suplementos.La clave fue fácil en mi caso.Cuando nos lo dieron llevaba 7 dias de vida tomando 70ml de leche de formula en bibe cada 2-3 horas.Yo antes de llegar él estaba produciendo unos 100ml de leche cada 3 horas, asique de entrada le di sólo mi lechey no hizo falta recurrir a ningun galactogogo para aumentar la producción.
    No parecia quedarse con hambre,se le veia hidratado,despierto y orinaba bien, a parte que cogia bien peso tanto semanal como quincenal.Aun asi procure ponerle al pecho a tiempo y a destiempo,tambien mucho piel con piel y colecho, todo para que fuese produciendo la cantidad y tipo de leche que él necesitase y de paso ir estableciendo el vinculo materno.La verdad es que todolo que estoy viviendo es una pasada.
    Ya voy poco a poco, escribiendo mi experiencia completa que publicare aqui en el blog de ELOISA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enorabuena áfrica!! me ha llegado el artículo y la verdad es que me han caído las lágrimas pues en setiembre nació mi hija a quien puedo amamantar igual que tu de forma exclusiva sin haberla gestado. La naturaleza nos ofreze la maravillosa posibilidad de poder hacer "magia". Una mágia que conlleva mucho esfuerzo y dedicación pero sobre todo una dosi extra de amor incondicional.
      Espero que como nosotras sean muchas las mujeres que sepan que querer es poder y que la recompensa no tiene precio.
      Un abrazo

      Eliminar
  35. Buenos días, Eloísa:

    Hoy publicamos tu entrada en el blog de Sina. Este es el enlace: http://www.asociacionsina.org/2013/02/25/felicidades-africa-por-tu-lactancia-inducida/

    Un abrazo y gracias de nuevo,

    Zule

    ResponderEliminar
  36. DESPUES DE LLORAR UN POQUITO POR ESTE HERMOSO GESTO, MIS FELICITACIONES POR TANTO AMOR!!!! QUE HERMOSO QUE EXISTA GENTE ASI!!!!

    ResponderEliminar

Otros post interesantes

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...