viernes, 4 de diciembre de 2015

Carta a Papá Noel para un puerperio perfecto

Ahora que nos inunda el espíritu navideño, os dejo una recopilación de regalos que pueden venir bien, desde mi humilde perspectiva, a cualquier madre reciente. Es una carta a Papá Noel, pero bien podría ser una lista de regalos para madres recientes. Cuando la leas no olvides contarme qué te parece y decirme qué añadirías a esta lista o cuál es tu favorito.

Querido Papá Noel:

Se acerca la Navidad y este año he decidido no pedirte nada para mí, sino regalitos para todas esas madres preopadas y sobrepasadas que veo a menudo en los grupos de lactancia o en mi trabajo. Son regalos especialmente pensados para hacerles la vida más fácil. Algunos son muy fáciles de conseguir y otros te los vas a tener que currar un poco más, pero estoy segura de que todos y cada uno de ellos harán muy, muy felices a sus destinatarias:

  • Unas orejeras para no escuchar todos los consejos sobre crianza no solicitados.na 
  • Una batamanta extracalentita para hacer mucho piel con piel en la vuelta a casa con el bebé (transformable en un buen ventilador en pleno verano).
  • Un bono de 10 horas de terapia psicológica para asumir que hacer elecciones diferentes a las de nuestros padres en materia de crianza no implica que ellos nos quisieran menos que nosotros a nuestros hijos. También válidas para asumir que hacer todo igual que lo hicieron nuestros padres no es la mejor manera de evitar conflictos familiares.
  • Un vale de acompañamiento para encontrar un grupo de lactancia o de crianza en el que poder charlar a gusto sobre la consistencia de las regurgitaciones de tu bebé (¿yogur? ¿leche cortada? ¿requesón? ¿agua con miguitas blancas?). Intercambiable también por conversaciones sobre la consistencia y frecuencia de las deposiciones.
  • Un vale por tres horas de peluquería sin hablar de hijos o bebés (con una bula para que el regalador no se moleste si tardas dos años en canjearlo). Por favor, sin fecha de caducidad.
  • Un cuestionador impertinente: una máquina por inventar que ponga en duda cualquier consejo inútil ofrecido por abuelas, vecinas, pediatras o enfermeras. Actualizable también a matronas y madres de los compañeros de cole de tu hijo mayor. 
  • Una gema para mirar el interior. Como la de Steven en Steven's Universe. Que sirva para mirarnos por dentro y asumir nuestras decisiones maternales sin necesidad de justificarnos y sabiendo que son auténticamente nuestras.
  • Un alargador de tiempo. Para perderte en esos instantes perfectos en los que tu bebé duerme plácidamente en tus brazos y tú le miras embelesada. Para poder disfrutar de ellos todo lo que necesites.
  • Un recordador urgente de momentos alargados. Para recordarte en esos momentos de crisis familiar la razón por la que amas profundamente a tu familia.
  • Un perfefotografiador: una cámara que refleje esos momentos inolvidables tal y como los ves en tu mente y no cómo la infernal cámara de tu móvil se empeña en retratarlos. En tu recuerdo no tienes esas ojeras y esos pelos ni de coña. 
  • Un desculpabilizador: evidente como su propio nombre indica. Para hacerte inmune a todos los intentos de hacerte sentir culpable ante cualquier eventualidad sobre tu hijo: ya sean sus resultados escolares o su manera de comer. 
  • Un resbalador, para que no te afecte ningún comentario que se cuele por tus orejeras o para cuando decidas quitártelas porque no son nada estéticas. Como complemento se vende junto a un autorespondedor, no es para tu correo sino para dar respuestas ingeniosas y agudas a esos mismos comentarios (las típicas que se te suelen ocurrir tres horas más tarde cuando sigues rumiando el hecho en cuestión).
  • Un curso de masterchef para tu pareja. Pasarse el primer mes de lactancia a base de bocatas de mortadela es posible pero poco recomendable. Con este curso tu marido te deleitará con pechugas villaroy y lasañas de verduras. Bocados gourmet. Canjeable por un suministro ininterrumpido de tupers de croquetas o por un vale de sushi de tu restaurante favorito.
  • Una nevera autorrellenable (vale como regalo comunitario) con deliciosas viandas a cualquier hora del día y de la noche. ¿Quién dijo que los antojos de pepinillos rellenos a horas intempestivas solo son propios del embarazo).
  • Una cafetera automática, que tenga siempre caliente y a tu gusto el café que necesitas, que sabe a recién molido y que se descafeína al gusto justo cuando decides echarte una siesta. Por supuesto, la versión deluxe con limpieza pirolítica.
  • Una buena tribu de bolsillo a la que recurrir en momentos de crisis. Como las Polly Pocket de nuestra infancia pero en versión amigas y madres de tu rollo siempre dispuestas a aconsejarte y acompañarte.
Bonus track
Por petición popular, añadimos a esta lista de regalos el Autorechazador de visitas inesperadas, con una fantástica lista de características que lo convertirán en un regalo imprescindible para estas navidades:
  • Sensor de tuppers de croquetas. Si tu visita inesperada viene cargada con un tupper de croquetas, el autorechador puenteará su programa y dejará pasar a la visita. Las visitas inesperadas con croquetas, siempre son bienvenidas.
  • Guante de boxeo con muelle para transgresores recalcitrantes. A la tercera visita de esa persona que nunca llama para avisar, se activa el guante de boxeo para una advertencia mucho más clara al visitante indeseado. Seguro que después de esa, llama antes de venir.
  • Detector de vendedores puerta a puerta: les dará tanta cháchara intrascendente sin dejarles pasar, que pronto se darán cuenta de que es inútil volver a llamar a tu puerta. Olvídate de tener que levantarte de tu siesta con tu bebé para atender a comerciales de seguros o de compañías eléctricas.

16 comentarios:

  1. Me ha encantado, perfecto, genial... Suscribo cien por cien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Laura. Me alegro de que te haya gustado.

      Eliminar
  2. Jajaja! Yo también suscribo con todos! Por suerte ahora mismo ya los tengo casi todos. Este año me voy a pedir el curso de Masterchef para mi pareja. El pobre lo intenta y tiene buena mano, pero 0 iniciativa! Está todo el rato preguntando! ;P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja... Nohemí, está claro que lo que cuenta no es la intención, que la intención no se deja comer ;) Pues ya sabes, un cursito de cocina debajo del árbol estas navidades para empezar el año nuevo con ricas delicatessen a la hora de comer.

      Eliminar
  3. Quéeeee? Sólo puedo elegir uno????? ME QUEDO CON TODOS!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por pedir que no quede. Puedes pedírtelos todos igual que cuando mis hijos ven anuncios en la tele que todo el rato dicen "Me lo pido, me lo pido, me lo pido". Pues nosotras igual. También vale pedirse al Papá Noel de la foto :P

      Eliminar
  4. Hecho en falta un regalo en la lista: el auto rechazador de visitas inoportunas e inesperadas jejjeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena idea, Aida. Creo que por petición popular lo voy a incluir en la lista. Un gran invento el tuyo.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Lo va a tener fácil Papá Noel con las que leemos este blog: lo mismo para todas :D

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Ea, Papá Noel, marchando otro completo de regalos para un puerperio perfecto directo a las Superchicas de Rosa :D

      Eliminar
  7. El año pasado pasé mi puerperio justo en navidades y ojalá hubiera tenido este artículo para superarlo más fácilmente...ahora 12 meses después, pienso k estoy viendo la luz y hasta me veo teniendo otro!! Por cierto, como han dicho, el autorechazador de visitas, falta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El puerperio es muy complicado a nivel emocional y hormonal, como para encima tener gente que no ayuda. Me apena que lo pasaras mal, pero me alegro de ver que ahora ya ves las cosas de otra manera. Un abrazo.

      Eliminar
  8. ¡Una lista estupenda y muy completa! Por suerte, si no los trae Papá Noel, la experiencia nos los va regalando... Ahora la peque tiene 16 meses y echando la vista atrás verifico que no hay nada como escuchar tu corazón para disolver las dudas 😊 ¡Me encanta el artículo y la frescura con la que escribes/hablas! Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cristina:
      Me alegro de que la experiencia te resulte tanto o más generosa que Papá Noel. Lo cierto es que pensé en lo necesario que sería todo esto a base de escuchar a madres muy agobiadas con las opiniones ajenas y decidí darle un tono de humor que siempre entra todo mejor.
      Muchas gracias por tus piropos

      Eliminar

Otros post interesantes

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...